11 abr. 2016

"La lista de los nombres olvidados" de Kristin Harmel



Hope no está pasando precisamente por un momento fácil: acaba de divorciarse de su marido y  la relación con su hija adolescente es una pesadilla. Además está a punto de perder su pastelería en el pueblo de Cape Cod, el negocio familiar que heredó de su abuela Rose, quien languidece en una residencia víctima del Alzheimer.


En uno de esos momentos de tregua que concede al principio el Alzheimer, Rose cuenta a su nieta el mayor secreto de su vida: su verdadero apellido de soltera es Picard, es judía y en 1942 consiguió huir de París salvando su vida del exterminio nazi. Sin embargo la confesión no viene sola ya que Rose entrega a su nieta una lista con los nombres de su familia y de su gran amor, encargando a Hope que descubra qué ocurrió con ellos. 


Hope viajará a París donde se encontrará con la verdadera historia de su abuela, la tragedia a la que muchas familias se enfrentaron en uno de los periodos más oscuros de la Historia. 


La lista de los nombres olvidados es una novela emotiva con la que es muy difícil mantener las distancias. Básicamente nos encontramos con dos líneas temporales.  La primera sería equivalente a nuestro presente, con la difícil situación de Hope. La segunda sería la de Rose en los días anteriores a la ocupación de París por parte de los nazis, cómo consiguió salvarse pero perdiendo en el camino a toda su familia y a su gran amor. Una tragedia que marca a Rose de por vida y que de alguna forma se enquista en las generaciones siguientes.


Como os podéis imaginar, la historia de Rose es una auténtica tragedia, ya no sólo por la pérdida de su familia y de su gran amor, sino por la obligación de guardarse todo lo que ocurrió. Una vida en la que se obliga a olvidar, a seguir sin apoyarse en nadie, sufriendo en soledad. La historia de Hope tampoco está exenta de drama: embarazada muy joven, decide dejar su gran sueño de ser abogada para centrarse en su familia, pero su matrimonio con un hombre egoísta del que no está enamorada acaba en fracaso.  Por otro lado está la  herencia de la pastelería, una profesión que no acaba de llenarla, y con tantas deudas que se ahoga.


A pesar de todo esto, en esta historia de Kristin Harmel no vamos a encontrar  sólo drama. La lista de los nombres olvidados es una historia de amor en cualquiera de sus expresiones: amor entre hermanos, entre padres e hijos, entre abuelos y nietos y, sobre todo, amores de pareja, pero de esos que leemos en los cuentos y se cantan en las canciones. De los de verdad, de los que perduran en el tiempo. Un auténtico rayo de luz entre tanto nubarrón. 


Una historia recomendable que además se puede endulzar realizando las recetas que se incluyen. Directamente de la pastelería de Hope de Cape Cod.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.