3 feb. 2016

Desvelado el número 100 de la colección Gótica de Valdemar


Ayer llegó el momento que tantos estábamos esperando: el deseado número 100 de la colección Gótica de Valdemar salía rumbo a la imprenta. La obra elegida ha sido Los cantos de Maldoror de Isidore Ducasse, conocido por su seudónimo  “Conde de Lautréamont”. Una edición ilustrada nada más ni nada menos que por Santiago Caruso que además se complementa con los poemas de y las cartas de Isidore Ducasse. 


Tan extraña como original y fascinante es la imaginación delirante y abismal que se materializa en este libro a la sombra de la genialidad de Isidore Ducasse (1846-1870), autor que alcanzó la celebridad a través de su seudónimo “Conde de Lautréamont“, un mito literario que se alza solitario sobre los pilares de una amplia bibliografía que lo sitúa en el registro de los autores más controvertidos, discutidos y estudiados en la actualidad. Lautréamont, ese fantasma fiel a su manera invisible de aparecer, desgarra la lucidez del lector y decreta la quiebra de la racionalidad al servirse de la lógica del absurdo para atacar con furia la propia alteridad, que se expresa en el sistema del libro como provocación a las tradiciones o como seducción lingüística. En esa obra cifrada e impregnada de códigos, es soberano el arte literario, y lo que en ella se respira es el aire insalubre de atmósferas pantanosas y sombrías que sofocan y perturban incluso a los lectores habituados a las largas jornadas del pensamiento. Construida en forma de relatos imaginados, la obra de Ducasse amplía las posibilidades de la ficción y de las estructuras dramáticas lineales y, al mismo tiempo, desarticula, de golpe, el paradigma de la narrativa dramática estructurada sobre los pilares de la lógica aristotélica con planteamiento, nudo y desenlace. Y fue más lejos aún: transformó la palabra en entidad sonora, y la metáfora en entidad pensante. 


Un número 100 espectacular de una colección que para muchos es nuestro bien más preciado. Felicidades a Valdemar por hacer un trabajo magnífico y mis mejores deseos para esta gran editorial. Espero que esté pronto en las librerías y… ¡a por otros 100!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.