28 feb. 2016

"Fiebre" de Robin Cook

Charles Martel es un brillante investigador que ha consagrado su vida al estudio del cáncer. La muerte de su mujer por esta terrible enfermedad hizo que centrara todos sus esfuerzos en encontrar una cura y cuando la que lo padece ahora es su hija, su vida entra en una espiral de locura en la que sólo importa salvar la vida de la pequeña.

Nada se le pondrá fácil al Doctor Martel. Su revolucionario proyecto de curación será cancelado para que continúe otro proyecto con una droga que, aunque también busca la cura del cáncer, está resultando un completo fracaso. Además sus investigaciones sobre lo que ha motivado que su hija enferme le llevarán a descubrir un vertido ilegal de la empresa que da trabajo a medio pueblo en el que vive y que pertenece a un grupo de empresas muy poderoso. Al final tendrá que enfrentarse a tantos oscuros intereses que su propia vida peligrará.

Fiebre es el primer libro que leo del conocidísimo Robin Cook, novelista y médico que se ha hecho una figura internacional por sus thrillers en los que trata temas médicos. La verdad es que su lectura ha sido justamente lo que me esperaba. Fiebre es una denuncia de los intereses oscuros que pueden surgir en los centros de investigación, entidades que dependen de la financiación para poder seguir con sus actividades y en las que hay ocasiones en las que es mucho más importante conseguir algo que proporcione rentabilidad que cualquier otra cosa. Y más cuando detrás hay un oligopolio de empresas cuyas diferentes actividades caen en la más absoluta contradicción.

Fiebre es un thriller angustioso. El Doctor Martel se enfrenta a tal cantidad de problemas y a tanta gente con muy pocos escrúpulos que hacen que la lectura de este libro sea como una montaña rusa, sensación que se incrementa cuando sabes que es una carrera contra reloj. Su hija está tan enferma, es tan agresivo el cáncer que padece, que la esperanza de vida de la pequeña se reduce drásticamente, tanto que cada día que pasa puede ser el último. Como espectador de toda esta historia, no te queda otra que acompañar en su periplo a Martel, deseando que después de todo lo que está pasando, consiga llegar a buen puerto.  


En definitiva es un libro que engancha y que te mantiene en tensión hasta el final. Una manera de acercarse a la medicina y a la industria que hay detrás de ella. 

10 feb. 2016

Grandes fragmentos XXVIII

- Ya ves lo que hay, Máximo: los ricos, por la calzada central y en coches cuyo valor excede en mucho al sueldo del año de cien de nosotros, y aquí, por los laterales, como borregos, una multitud de individuos que muchas semanas a veces no pueden llevar el pan a su casa, pero que están contestos y aplauden porque les han regalado un globo y diez matasuegras.
- Siempre lo he entendido, Paulino: unos nacemos para cargar el mundo sobre nuestras espaldas hasta rompernos el espinazo y otros para gozar del fruto de nuestro esfuerzo y nuestro trabajo.
-¿Y tú te conformas?
- No me conformo, Paulino. Desde que perdí los tres dedos en aquella maldita máquina me bulle en la cabeza un infierno de ideas, pero no veo la manera de salir del círculo.
- Cultura y huevos es lo que hace falta para desasnar al pueblo.

Chufo Lloréns, poniendo el dedo en la llaga en La ley de los justos. Nos sigue haciendo falta cultura y huevos para desasnarnos.

8 feb. 2016

Kelonia Deseo lanza "Baila conmigo" de Susana Bielsa


La editorial Kelonia se expande y lanza una nueva colección, Kelonia Deseo, con la que prometen subirnos la temperatura con la mejor literatura erótica. Una colección que estará llena de historias que nos dejarán huella, con personajes creíbles y en la que no se perderá de vista el respeto a las personas.

Susana Bielsa es la elegida para inaugurar esta nueva colección con Baila conmigo, el primer libro de la trilogía Cicatrices, una historia de superación cargada de sentimientos.
Todo el mundo tiene cicatrices… y muchas no se aprecian a simple vista.

Ese es el caso de Julia, que tiene tantos remiendos a nivel físico y emocional que hasta ella misma ha perdido la cuenta. Una herida, sin embargo, permanece abierta y sangrante: tiene miedo. Miedo del mundo, miedo de la gente, miedo de su ex, miedo de sí misma. Decidida a hacer algo al respecto recorre medio mundo acompañada de Nacho, su mejor (y único) amigo con el objetivo de ser feliz. La meta es ya de por sí complicada, pero Julia tiene una dificultad añadida: aunque es perfectamente capaz de conectar con las personas que la rodean no sabe manifestarlo, en según qué momentos no entiende a la gente y en otras muchas ocasiones ni siquiera permite que la toquen. Vive en su propia realidad rodeada de datos, recuerdos y una montaña de traumas.

¿Conseguirá perder la rigidez que caracteriza su existencia? ¿Qué le depara su nueva vida? ¿Será capaz de salir de su burbuja y descubrir todo un mundo de vivencias y sensaciones hasta ahora desconocidas?

Baila conmigo saldrá a la venta el 12 de Febrero. En la web de la editorial podéis haceros con ella en preventa, que viene con un regalito muy mono y muy apropiado para la nueva colección: un bolígrafo con forma de pintalabios. Además junto a la edición en papel se puede conseguir la edición digital para uno mismo o para regalar a quien se quiera (y recordad que San Valentín es el próximo domingo). Mientras tanto, podéis leer un adelanto aquí.
¡Mucha suerte a Kelonia en esta nueva aventura! 

3 feb. 2016

Desvelado el número 100 de la colección Gótica de Valdemar


Ayer llegó el momento que tantos estábamos esperando: el deseado número 100 de la colección Gótica de Valdemar salía rumbo a la imprenta. La obra elegida ha sido Los cantos de Maldoror de Isidore Ducasse, conocido por su seudónimo  “Conde de Lautréamont”. Una edición ilustrada nada más ni nada menos que por Santiago Caruso que además se complementa con los poemas de y las cartas de Isidore Ducasse. 


Tan extraña como original y fascinante es la imaginación delirante y abismal que se materializa en este libro a la sombra de la genialidad de Isidore Ducasse (1846-1870), autor que alcanzó la celebridad a través de su seudónimo “Conde de Lautréamont“, un mito literario que se alza solitario sobre los pilares de una amplia bibliografía que lo sitúa en el registro de los autores más controvertidos, discutidos y estudiados en la actualidad. Lautréamont, ese fantasma fiel a su manera invisible de aparecer, desgarra la lucidez del lector y decreta la quiebra de la racionalidad al servirse de la lógica del absurdo para atacar con furia la propia alteridad, que se expresa en el sistema del libro como provocación a las tradiciones o como seducción lingüística. En esa obra cifrada e impregnada de códigos, es soberano el arte literario, y lo que en ella se respira es el aire insalubre de atmósferas pantanosas y sombrías que sofocan y perturban incluso a los lectores habituados a las largas jornadas del pensamiento. Construida en forma de relatos imaginados, la obra de Ducasse amplía las posibilidades de la ficción y de las estructuras dramáticas lineales y, al mismo tiempo, desarticula, de golpe, el paradigma de la narrativa dramática estructurada sobre los pilares de la lógica aristotélica con planteamiento, nudo y desenlace. Y fue más lejos aún: transformó la palabra en entidad sonora, y la metáfora en entidad pensante. 


Un número 100 espectacular de una colección que para muchos es nuestro bien más preciado. Felicidades a Valdemar por hacer un trabajo magnífico y mis mejores deseos para esta gran editorial. Espero que esté pronto en las librerías y… ¡a por otros 100!
 

1 feb. 2016

"Páramos lejanos" de Josué Ramos



La Barcelona de Páramos lejanos no es el lugar más ideal para vivir. Los recursos se están agotando, la contaminación obliga a salir con máscara de gas a la calle y la naturaleza está reducida a meras macetas. Y no, no estamos hablando del futuro, de un siglo distante en el tiempo. Es la Barcelona del 1900.


En este escenario La Fundación, una corporación privada, trata de resolver el grave problema de contaminación al que se enfrenta la humanidad cuando de repente en sus instalaciones aparece un viajero. El diario que utiliza para ilustrar sus viajes indica que viene de un futuro libre de contaminación y además porta una fotografía que le identifica como Oriol, un muchacho con una memoria prodigiosa. 


Sin necesitar mucho más, La Fundación atrapa al Oriol del presente y lo envía al futuro con la misión de descubrir cómo reparar la contaminación y así poder continuar con el brutal ritmo de progreso tecnológico. Sin embargo lo que va a encontrar Oriol en el futuro le va a llevar a plantearse si realmente la humanidad merece estar presente en ese mundo. 


En Páramos lejanos nos encontramos con la primera novela española que se ha clasificado como greenpunk y ¿a qué hacemos referencia cuando hablamos de greenpunk? A muy grandes rasgos, al retrofuturismo en el que podemos encontrar una tecnología que no daña a la naturaleza y con una filosofía ecologista detrás.  
    

Etiquetas aparte, Páramos lejanos es toda una aventura, de esas que me hacen disfrutar mucho del ratito que dedico a leer. Con Oriol recién llegado al futuro comienza una carrera por su supervivencia en una Barcelona completamente destruida, luchando contra las bestias que la pueblan y las bandas de los pocos humanos que siguen viviendo en ella, pero poco después nuestro protagonista conocerá a los verdaderos supervivientes de ese mundo, un pueblo que vive en absoluta armonía con la naturaleza. A partir de aquí comienza la historia de Oriol y de la encrucijada en la que se va a encontrar, en la que tendrá que tomar una decisión muy difícil: elegir entre ese futuro con un pueblo que por fin ha conseguido vivir sin condenar a muerte al Planeta o la humanidad que ha dejado en el pasado, condenada a perecer por el abusivo uso de los recursos. 


La verdad es que en Páramos lejanos he encontrado escenas que me han parecido absolutamente bellas, como esa Luna que Josué Ramos nos describe tan distinta a la que estamos acostumbrados a ver en nuestras noches. Además de que nos regala una relación entre el Tiempo (en un sentido abstracto) y algunas especies animales absolutamente sorprendente. 

Dejando de lado la historia, otro de los puntos fuertes es la
edición. Una vez más Kelonia ha hecho un libro precioso, muy cuidado, con una portada de David Puertas que me enamoró a primera vista. Todo ello hace que este libro sea muy recomendable. Tal vez lo único que pueda decir en su contra es que me hubiera gustado que Josué Ramos se hubiera explayado más en algunas explicaciones, pero aun así disfruté mucho su lectura y ha sido una forma muy agradable de acercarme por primera vez al Greenpunk.