28 abr. 2015

Estoy leyendo El sendero del horror, de Javier Nuñez



Ayer sentí que me teletransportaba desde mi casa al trabajo y os puedo asegurar que no es precisamente un recorrido corto, pero según me sentaba en el tren me puse a leer el final de Salamina con la batalla que da nombre al libro y cuando me quise dar cuenta había acabado la historia y había llegado a mi destino. Me ha apasionado esta novela histórica de Javier Negrete. Me he enamorado de sus personajes, he vibrado con sus batallas hasta el punto que puedo decir que yo también he luchado en Maratón y en las Termópilas y que he remado como si me fuera la vida en ello en Salamina.  No he leído toda su bibliografía como para poder decir que es su mejor libro, pero si no es así, se acerca muchísimo.


Y después de este novelón he cambiado de género y de Javier, así que esta mañana he comenzado El sendero del horror de Javier Nuñez, libro que se compone de dos relatos largos:



Contra reloj: un profesor de instituto que pasa por un mal momento en su matrimonio recibe una petición de auxilio... a través de la impresora de su ordenador. Decidir averiguar quién está detrás de aquel desesperado grito de socorro y acudir en su ayuda será la peor decisión que haya tomado en su vida. Moneda maldita: un chico encuentra una moneda de aspecto antiguo. Parece poco más que un pedazo de chatarra. El problema es que quién la posee se encuentra en serio peligro de muerte.

Y con lo poco que he podido leer ya puedo decir que pinta muy bien. La historia del profesor engancha desde el primer momento y tengo mucha curiosidad por ver cómo se desarrolla. En Amazon podéis leer las primeras páginas si pincháis en la portada del libro y por supuesto comprarlo, así tenéis el ebook directamente en vuestro Kindle o en la aplicación que lo simule por 1,04€ iva incluido. Más fácil y más económico, imposible.

23 abr. 2015

Memento Mori



Una mañana aparece en un parque de Valladolid el cadáver de una joven ecuatoriana. La mutilación de sus párpados y el encuentro de unos versos en su boca lleva a pensar que no estamos ante un asesino común, un hueso duro de roer al que tendrá que enfrentarse el inspector de homicidios Ramiro Sancho.  La investigación se irá complicando y Sancho, junto a un especialista en el comportamiento de este tipo de asesinos,  tendrá que hacer frente a un psicópata narcisista extremadamente inteligente antes de que siembre el terror por la ciudad.  

Memento mori es el primer libro de la trilogía Versos, canciones y trocitos de carne de César Pérez Gellida y la verdad es que es un muy buen comienzo. Un thriller de acción de los que empiezas y es muy complicado separarse, por lo que si sois lectores de coger el libro antes de dormir es muy probable que os robe alguna hora de sueño. Además tiene un marcado carácter cinematográfico: mucha acción, un ritmo muy rápido, abundancia de diálogos y buenas descripciones con los que el autor consigue una lectura muy amena y seductora.

Esta novela tiene varios aspectos destacables. El principal, y a mí es algo que me ha gustado especialmente,  es que os vayáis olvidando de descubrir al final de la historia quién es el asesino. En Memento Mori lo vamos a conocer desde el principio, con nombre y apellidos. Nos vamos a meter en su cabeza, vamos a conocer quién es su familia, a qué se dedica y cuál es su historia, encontrándonos con un sociópata despiadado y narcisista, extremadamente inteligente y con unos conocimientos amplísimos fruto de una esmerada educación.

Por conocer, vamos a conocer hasta sus gustos musicales y literarios, otro de los aspectos destacables del libro. A César Pérez le gusta la música y si no es así, lo disimula muy bien, ya que está muy presente en el libro, desde capítulos titulados con letras de canciones a escenas donde la canción puede llegar a sonar en tu cabeza. Si te gusta Depeche Mode, Rammstein, Héroes del silencio, Vetusta morla, Love of Lesbian por citar sólo a algunos,  va a ser inevitable que no se te escape una sonrisita. Prácticamente estamos hablando de un libro con banda sonora.

Al otro lado de la balanza tenemos al inspector de homicidios Ramiro Sancho y al psicólogo criminalista Armando Lopategui, también conocido como carapocha, por lo que ya os podéis imaginar que no es muy agraciado. Sancho es un personaje con mucho carisma, serio y riguroso, un policía de los pies a la cabeza al que acabas cogiendo cariño. Sus conversaciones con Lopategui sustentan el libro. Los secundarios que les dan apoyo no se quedan atrás y están tan cuidados como los personajes principales.

Que conozcamos al asesino desde el principio nos puede llevar a pensar que se quita interés para la trama. Nada más lejos de la realidad. César Pérez es capaz de meter tantos giros que al final te deja sin respiración, y además siempre hay alguien que no sea lo que parece ser, ¿verdad?

Lectura más que recomendable, eso sí, con final abierto, pero ya llevan tiempo publicados los otros dos libros de la trilogía por lo que no hay necesidad de esperar para disfrutar de toda esta historia. Por mi parte tengo muchas ganas de tener entre mis manos el segundo y continuar con la investigación del inspector Sancho.

15 abr. 2015

III Festival Fantasía Fuenlabrada



Este fin de semana tenemos la tercera edición del Festival de Fantasía de Fuenlabrada. Si, por tercer año consecutivo los amantes de la ciencia ficción y de la fantasía disfrutaremos de dos días cargados de actividades, tantas que nos vamos a tener que desdoblar: presentaciones literarias, desfiles, actividades para los peques, concurso de cosplay, rol en vivo, juegos de mesa, certamen de cortometrajes… 
El festival se realiza en el Espacio Joven “La Plaza” (Plaza de España, 1, Fuenlabrada), tanto en carpas en la propia plaza como en todas las salas del edificio. Para que nadie se pierda, las salas están así situadas:
 

Este año el festival está dedicado a Lovecraft y la editorial Kelonia ha reunido en un volumen a trece autores y a ocho ilustradores que aportarán su punto de vista sobre el conocido autor de terror y su obra.

Autores: Juan Miguel G. S. Sánchez, Pedro Aibar, Alejandro Morales Mariaca, Carlos J. Lluch, Armando Valdemar, Diego Freire Cameselle, Miguel Huertas, Josué Ramos, Marc Sabaté Clos, Aitor Solar, MA Astrid, Leandro Agustín Kreitz, Pepe Gallego.
Ilustradores: Pablo Uría Diez, Espi, Hugo Salais, Pablo Ramos Álvarez, Boris Ramírez Barba, Fran Galán, Jorge Romero Ariño, Jorge Hidalgo de la Torre.


Si le preguntase a cualquier aficionado al terror qué tienen en común los Dioses Primigenios, Miskatonic o Cthulhu, su mente giraría en torno a un nombre. Y si además le añadiese Necronomicón, horror cósmico o Nyarlathotep, respondería sin dudar H.P. Lovecraft.
Desde ahora, gracias a la Concejalía de Juventud e Infancia del Ayuntamiento de Fuenlabrada, se deberá incluir su término municipal en esa lista de palabras clave, porque es lo que han conseguido de forma magistral los trece autores y ocho ilustradores que dan vida a este volumen; hacer de la ciudad de Fuenlabrada un lugar donde el origen y el destino del horror lovecraftiano más genuino confluyen, en un punto cósmico.

El libro tiene una pinta tremenda, con una maquetación que lo convierte en una pieza de coleccionista. Estará a la venta el 23 de Abril, por ahora en la web de la editorial está en preventa con un descuento del 5%.

Este fin de semana me podréis encontrar en Fuenlabrada. ¡Nos vemos allí!

13 abr. 2015

Lo próximo en Insomnia: Disforia de David Jasso


El próximo título de la colección Insomnia de Valdemar volverá a traernos a un escritor español. Tras Emilio Bueso  le ha llegado el turno a David Jasso y a su novela Disforia, que tiene una portada preciosa, por cierto, obra de Daniel Expósito. 

La sociedad arrastra una crisis económica y de valores que parece irreversible. Esther y Tomás, un matrimonio joven con serios problemas laborales, deciden pasar un último fin de semana, junto con su hija de dos años Say, en el apartamento de montaña que compraron en tiempos mejores y que ahora necesitan vender. En plena tormenta de nieve, alguien llama a su puerta y comienza la pesadilla. Veinticuatro horas de terror extremo, en las que deberán luchar para sobrevivir. En su huída, la situación se complicará aún más y se verán obligados a enfrentarse a sus miedos más profundos y ancestrales. Porque, además, alguien que se desplaza entre las sombras les acompaña en su viaje sin retorno.Disforia es una historia claustrofóbica y aterradora que te dejará sin aliento. El autor de La silla nos sorprende con su nueva novela, una obra aún más terrible y agobiante. Una lucha desesperada por la supervivencia y la cordura. Un viaje al terror más intenso y perturbador, del que no siempre se puede regresar. Una historia que te atenaza y te obliga a traspasar los límites de la razón.

Todavía no hay fecha exacta, aunque por lo que ha dicho el propio David Jasso tal vez esté en las librerías en mayo. 

No os podéis ni imaginar las ganas que tengo de leer esta novela. Jasso me parece un escritor tremendo, de hecho todavía me dura el mal cuerpo que se quedó cuando leí “La silla”, una historia que contagia tal agobio que te deja sin respiración como ya comenté en su reseña.

Para amenizar la espera, en Youtube podemos ver el booktrailer de la novela. 

9 abr. 2015

Los nombres muertos


Nuestro protagonista no pasa por su mejor momento. A sus 41 años ha abandonado Nueva York para volver a la ciudad que le vio nacer, su matrimonio ha fracasado y ahora comparte hogar con su tía, posesiva hasta lo enfermizo. Además su carrera de escritor no parece que conduzca a ningún sitio. Su día a día es bastante anodino hasta que recibe la visita de un viejo amigo con una propuesta que promete ser una gran aventura: la búsqueda de un libro prohibido de magia negra cuya lectura lleva a la locura a quien lo lee.

Simplemente con este argumento ya podríamos pensar que vamos a pasar un buen rato con la lectura de esta novela de aventuras, pero Los nombres muertos es mucho más que eso. Nuestro protagonista no es otro que H.P. Lovecraft, el amigo del que hablamos es Frank Belknap Long, autor de Los perros de Tíndalos y el libro maldito no es nada más ni nada menos que el Necronomicón.

Pero espera un momento, ¿no es el Necronomicón una invención del propio Lovecraft, un recurso recurrente que aparece en su bibliografía desde que escribiera el relato El sabueso? Así parece, o al menos no deja de repetirlo el propio Lovecraft, pero el hecho de que haya las suficientes personas dispuestas a todo por ese libro ¿no hace que sea peligrosamente real?

Y así comienza este libro de aventuras que nos ha regalado Jesús Cañadas, un viaje que nos llevará desde Providence a Berlín, pero que también parará en acantilados portugueses o en ruinas bajo el desierto de Damasco en los que jugarse la vida. Una historia que engancha y que mantiene bastante bien el ritmo en su narración, con alguna escena sencillamente brillante y un final muy a la altura de las circunstancias.

El punto fuerte de Los nombres muertos, como ya podéis imaginar por cómo ha empezado esta reseña, son sus personajes. Dejando de lado lo que has leído de los autores que en él aparecen o lo que sepas sobre sus vidas, en este libro vas a disfrutar de sus marcadas personalidades. Lovecraft no tiene desperdicio, con una forma de hablar tan pedante que provoca la risa. Frank Belknap Long, fiel amigo de Lovecraft, es tan encantador que te acabas encariñando con él y forman una pareja tan perfecta como los emblemáticos Holmes y Watson. Robert Erwin Howard, autor de Conan, junto a un personaje muy querido de Lovecraft que no revelaré, ponen el contrapunto de acción que equilibra a la perfección a este grupo de personajes. Y sólo estoy resaltando a los protagonistas por decirlo de alguna manera, ya que tanto los personajes del otro plato de la balanza, los malos de la película, como los secundarios son muy buenos.

Y creo que precisamente el que Cañadas haya sido capaz de crear tan buenos personajes es lo que da pie a otro punto fuerte de esta historia: los diálogos. Brillantes en muchos casos y tan bien definidos que sabrías qué personaje está hablando sin necesidad de que te lo indicasen.

La trama engancha y mucho. Desde el principio estás deseando saber a dónde nos lleva la búsqueda del Necronomicón, qué ciudad es la próxima parada y a qué se tendrán que enfrentar nuestros protagonistas. Sin embargo hay un momento extraño en el libro que provoca una pérdida de ritmo que da la sensación de que la historia había llegado a su final, pero si no me falla la memoria quedan por delante ciento y pico páginas más. Este momento pasa y el ritmo aumenta de forma vertiginosa hasta llegar a un final de infarto.

No puedo dejar de destacar el final de Los nombres muertos con un giro que pone el broche de oro a esta historia. Me encantó y creo sinceramente que a Lovecraft también le hubiera gustado, aunque él lo expresaría en no menos de cinco líneas de diálogo.

Como ya te puedes imaginar si has llegado hasta aquí, no puedo dejar de recomendar esta historia. Esta novela de aventuras es buena compañera y no te va a dejar irte hasta que veas el último punto. Si eres un lector de género y por tus manos han pasado Lovecraft, Belknap Long y/o Howard vas a disfrutar como un enano con su reflejo en Los nombres muertos. Además nadie debería perderse cierta escena en el museo británico, una subasta que acaba como el rosario de la aurora con un repertorio de personajes que es para nota.

Los nombres muertos de Jesús Cañadas está publicada por Fantascy y puedes encontrarla en su web.

6 abr. 2015

Estoy leyendo Salamina, de Javier Negrete



Dicen que a la tercera va la vencida y en mi caso se ha cumplido a rajatabla. Por dos veces he dejado esta novela de Javier Negrete al poco de empezarla y no, no es porque no tenga un comienzo que enganche ni nada por el estilo, más bien ha sido víctima de las circunstancias. La primera porque me fui de vacaciones y preferí llevarme un libro más liviano, la segunda es que lamentablemente Terry Pratchett decidió coger la mano de Muerte y abandonar nuestro mundo-bola. Como muchos de los que leéis este blog, he lamentado su muerte como cuando se va alguien muy querido, por lo que no se me ocurrió mejor homenaje que leer Mort, una grandísima historia de este maestro.

Así que aquí estoy. El tercer intento ha arraigado y me encuentro con esta historia de griegos entre mis manos: Salamina.



Año 480 antes de Cristo: el Imperio persa declara la guerra a los estados griegos que no se rinden ante el emperador Jerjes, hijo del gran Darío. El general Temistocles, demócrata convencido, comanda la flota que luchará en el estrecho entre Salamina y Atenas para frenar los planes expansionistas de Jerjes, el temible emperador persa que aspira a dominar todo Oriente. La flota que crea Temístocles, formada por bravos soldados atenienses y espartanos, derrota al enemigo, muy superior en número, tras una jornada de lucha descarnada. La astucia de la guerrera Artemisia y su traición a Jerjes serán cruciales en la batalla final. Es una apasionante crónica novelada, fiel a los hechos que rodearon a la batalla naval de Salamina y a los hombres que lucharon en ella.  



Y es una completa gozada, la verdad, una de las mejores maneras de acercarnos a ese convulso momento histórico en el que los griegos, que no formaban un país sino ciudades-estados, plantan cara a los persas, y es que la forma en que está contada Salamina es un puro disfrute para el lector, sin duda merecedora del premio “Espartaco” a la mejor novela histórica 2009. Un viaje en el que sientes cada peculiaridad de la política, de la sociedad… por sentir, sientes hasta las enormes batallas. Un ejemplo del buen hacer de Javier Negrete, que de estas cosas sabe y además, sabe contarlas.