11 mar. 2015

Comprando libros VIII


El próximo lunes es mi cumpleaños y tengo que reconocer que lo de cumplir 34 años no me hace mucha gracia, así que mientras espero que algún libro más aparezca me he regalado a mí misma estas dos joyas.

Como ya comentamos en el blog, este libro de Valdemar  representa una vuelta a Carcosa y sentía que tenía que venirse conmigo obligatoriamente. De hecho pienso que debería estar en las bibliotecas de todos los amantes de El Rey de Amarillo.

En 1895 la editorial F. Tennyson Neely publicó una curiosa colección de cuentos fantásticos de una inquietante belleza, El Rey de Amarillo (Gótica 87), obra de un autor norteamericano entonces desconocido, Robert W. Chambers, que con el tiempo se convertiría en libro de culto para muchos aficionados a la literatura de terror, incluyendo al propio H.P. Lovecraf. En varias de estas historias Chambers hace veladas alusiones a una obra de teatro maldita, El Rey de Amarillo, cuya lectura provoca la locura y la desesperación en todos aquellos que se atreven a internarse en sus páginas.  
Más de un siglo después, el reputado autor de ficción extraña Joseph S. Pulver Sr. ha reunido en esta antología, Una temporada en Carcosa, a una nutrida nómina de autores de terror contemporáneos y les ha pedido que dejen volar su imaginación en torno a aquella obra maldita de locura y realidades alteradas imaginada por Chambers. La colección reúne veintiuna historias que se aproximan al tema desde muy distintos ángulos y con muy diferentes estilos: Brillantes huesos negros y tenues estrellas negras, de Gemma Files, sobre los inquietantes descubrimientos realizados en las excavaciones arqueológicas de la antigua y misteriosa ciudad de Carcosa; El amanecer de abril, del veterano Richard A. Lupoff, que recurre a su excéntrico investigador de lo oculto Abraham ben Zaccheus, y lo sitúa en San Francisco en los días del Gran Terremoto; El pozo de los deseos, de Cody Goodfellow, una de las más inquietantes, thriller psicológico que nos sumerge en la locura y el terror que experimenta un actor después de recibir un extraño video; o Sweetums, de John Langan, historia onírica y surrealista que juega con la confusión entre realidad y ficción de una actriz que se ve envuelta en un rodaje de pesadilla.

Puedes encontrar Una temporada en Carcosa en la web de Valdemar 

Lo último publicado por la editorial Kelonia no se queda atrás, terror cotidiano envuelto en una portada espectacular.

Si buscas un cementerio o una casa encantada a orillas de un lago, te equivocas de libro. En estos escenarios encuentras esa sensación de desasosiego y tensión que tanto te inquieta, pero solo en lugares apartados. Es lógico, así el terror queda acotado a un paisaje, a un escenario que no se parece en nada al que pisas cada día. Siempre puedes cerrar el libro y seguir con tu vida.Pero, ¿qué pasaría si te perdieras de noche por una carretera que creías conocer? ¿Y si al salir de la carnicería del barrio la gente se comportara de forma extraña? ¿Qué sentirías si cada vez que la luz de tu escalera se apaga, oyeras ruidos inexplicables? ¿Seguirías pensando igual si la persona que vive contigo no parece la misma?¿No serían entonces tu casa, tu calle o tu trabajo lugares más terroríficos que un tranquilo cementerio o una aburrida casa en el lago? Si tu respuesta es sí, ya tienes libro. Siéntate pero no te acomodes, no te traiciona el rabillo del ojo, no hay nadie más en casa, no es solo frío lo que sientes… son fenómenos extraños.
Fenómenos extraños de Javier Trescuadras está disponible en la web de Kelonia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.