14 ene. 2015

Terra Nova 3

Terra Nova 3 es la tercera antología de ciencia ficción que publica Fantascy con once relatos/novelas cortas de escritores de distintas nacionalidades que se acerca a una amplia diversidad de temas, desde la ética periodística al viaje en el tiempo, desde la tecnología genética al desarrollo del lenguaje.


En esta antología realizada por Mariano Villareal encontraremos las siguientes historias: 


En “El jugador”, Paolo Bacigalupi nos dará a conocer a Ong, un periodista refugiado en Estados Unidos que huyó de Laos siendo un niño y cuyo padre era un revolucionario que luchaba activamente contra el poder establecido.  Ong  no pasa por su mejor momento: en una profesión en la que la calidad de lo que se escribe se mide por su popularidad en las redes sociales, Ong realiza artículos denunciando la desaparición de especies animales y vegetales que interesan a muy pocos y durante muy poco tiempo. En un intento de mantener su carrera, Ong se ve envuelto en una farsa propia de una revista del corazón que le fuerza a elegir entre su periodismo comprometido o la frivolidad imperante en los medios.


Bacigalupi no es santo de mi devoción, pero esta historia sobre la ética periodística es una auténtica joya que destaca en esta antología. 


“Mono no aware” de Ken Liu es la historia más emotiva y triste de esta antología. En un momento dado nuestro planeta perece, obligando a la humanidad superviviente a recorrer el espacio en busca de otro lugar donde asentarse a bordo de una enorme nave. Una de esas personas en Hiroto, el último japonés que queda con vida y que refleja lo que era la cultura japonesa: el orden, la empatía, la valentía para enfrentarse a los problemas sin desfallecer y especialmente su capacidad de sacrificio.

Preciosa historia.


“La cuerda es el mundo” de China Miéville. Según nos cuenta un narrador que en ningún momento llegamos a conocer, en un futuro lejano se construyeron mastodónticas torres que funcionaban como ascensores para llevar mercancías al espacio. Dentro de ellas se instalaron personas formando comunidades que con el tiempo perdieron el contacto con el exterior, son “mundos” dentro del mundo. 


Es un relato raro, no por lo que cuenta, sino por el cómo lo cuenta. A mí la sensación que me dio es que es un fragmento de un relato mayor y le faltase el principio y el final, pero el resultado final funciona. 


La próxima vez que se desate la tormenta sobre nosotros” de Emilio Bueso. La tranquilidad de un hogar de jubilados en Groenlandia desaparece debido a una espantosa tormenta de nieve. El personal que los atiende cae en un estado similar al de la hibernación obligando así a dos ancianos a salir en busca de auxilio. Consiguen llegar a otro hogar semejante al suyo pero las personas que lo habitan no pueden ser más distinas.


Esta historia de Bueso cuenta con una magnífica atmósfera como es habitual en él y consigue dejarte impactado. Ahora bien, tengo que ser completamente sincera: lo leí dos veces seguidas, pasados unos días lo volví a leer y sigo con la sensación de que no he entendido lo que ha querido contar Bueso. Entiendo la metáfora a la que se hace referencia en la introducción con la situación económica y social de nuestro país pero estoy convencida que se me están escapando multitud de cosas. Aun así, merece la pena su lectura.


“M34” de Eduardo Vaquerizo. Mi primer favorito dentro de la antología. En esta historia conoceremos a Susana del Río quien tiene que evaluar si Roberto Lezcona, policía, está capacitado para seguir en activo. Estamos en un futuro en el que las prótesis han evolucionado tanto que pueden reparar los daños cerebrales. El límite de hasta dónde se puede sustituir el cerebro por prótesis es el llamado Hades, el límite al que llega Roberto cuando es herido gravemente en acto de servicio. La evaluación de Roberto enredará a Susana en el caso en el que está trabajando actualmente, una serie de asesinatos brutales que conducen a una poderosa compañía. 


M34 es un brillante thriller con aroma policiaco en el que se plantea la identidad de los robots y de los humanos modificados. 


Prolang” de Ricardo Montesinos. Este relato de Montesinos gira en torno al lenguaje y del desarrollo que provoca. El Prolang es un lenguaje inventado por un profesor de universidad absolutamente racional, que no puede llevar a prejuicios ni a error. Dos alumnos de ese profesor son pareja y utilizan ese lenguaje entre ellos, lo que les hace crecer increíblemente, tanto individualmente como pareja, por lo que deciden utilizarlo para criar su hijo. Sin embargo el resultado en el niño, con una mente amoldada por el Prolang, es terrorífico.


Un relato brutal y sobresaliente. Mi segundo favorito.


“¿Quién cuidará de los dioses? De Liu Cixin. Los creadores de la humanidad vuelven a la Tierra para pasar sus últimos años (mejor dicho, siglos) al cuidado de sus descendientes. Son unos cuantos millones, así que al final cada familia de La Tierra acaba con al menos un creador metido en casa dando lugar a situaciones muy tirantes. El tono imperante del relato es jocoso, una gran broma, hasta que llegamos al final y se nos queda una amarga sonrisa congelada en la boca. 


Policía del karma” de Jorge Baradit es un relato-bólido. En pocas páginas nos vemos inmersos en una operación policial para atrapar a un sádico asesino. Pero no nos quedemos ahí: estamos es una sociedad que puede rastrear vidas anteriores. Mézclese con lo anterior y tenemos un resultado explosivo.


Para leer una y otra vez. Ahora estoy en busca y captura de la novela gráfica. 


La decisión” de Paul McAuley es el relato que menos me ha gustado. Cuenta la historia de dos chavales en un futuro en el que el agua ha cubierto una buena porción de tierra. Un día una nave alienígena sufre una avería y cae cerca de donde viven. Los dos chicos irán junto a una multitud de personas a ver la nave, pero lo que parecía que se iba a quedar en una aventura se tuerce bastante y pasa a ser una desencadenante de situaciones muy peligrosas. Una historia en la que destacan los personajes, pero que a mi juicio le falta ritmo. 


Ánima” de Sofía Rhei es el relato ganador del concurso que organizó Fantascy cuyo premio era formar parte de esta selección y completa el trío de historias que más me han gustado de esta antología. En un futuro que parece muy cercano la concepción natural prácticamente ha desaparecido y los niños se diseñan genéticamente y a catálogo en centros de reproducción asistida. Ánima trabaja en uno de estos centros, es una experta en la complicada y carísima tecnología que hace realidad el nacimiento de un niño. En una sociedad fría y controlada, Ánima se verá en medio de un tornado de emociones que la llevarán a tomar unas decisiones impensables. 


Muy buen relato, con un final que no te esperas y que hace plantearte muchas cosas.


La epopeya de los amantes” de Miguel Santander. Una novela corta en la que se desarrolla dos tramas distintas. La primera es una epopeya muy antigua en la que se narra la historia de un antiguo rey sumerio enamorado de una bella reina y por la que tiene que enfrentarse a un demonio. La segunda historia nos es más cercana y tiene como protagonista al científico e inventor Nikola Tesla. Dos momentos históricos dispares pero que no impide que las historias de estos personajes se relacionen y se expliquen entre ellas.


“La epopeya de los amantes” es una historia curiosa, que juega con el lector. Me parece un enorme acierto cómo está escrito, partiendo de la “traducción” del texto sumerio, ya que así como lector vas recibiendo poco a poco detalles hasta que llegas a un final en el que todo encaja.


Como con toda antología habrá relatos que dependiendo de los gustos de cada uno gustarán más que otros, pero sin duda hay que reconocer el buen nivel de los volúmenes de Terra Nova y ya seas aficionado o no a la ciencia ficción, merece mucho la pena su lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.