15 sept. 2014

Estoy leyendo NOS4A2, de Joe Hill

Hoy, 15 de Septiembre, es una fecha especial. Tal día como hoy pero de 1890 nacía una gran reina, la "Reina del Crimen" Agatha Christie. Una escritora prolífica con una espectacular bibliografía: 66 novelas policiales, 14 historias cortas, varias obras teatrales, dos autobiografías, dos libros de poesía y un libro infantil. Como prácticamente todo el mundo conoce, es la madre de dos grandes personajes de la literatura, Miss Marple y  Hércules Poirot. 


Cuando era una adolescente leía a Agatha Christie de forma compulsiva por lo que he podido disfrutar prácticamente al completo su bibliografía,  así que si tuviera que hacer alguna recomendación destacaría los dos que para mí son los más emblemáticos: "Diez negritos" y "Asesinato en el Orient Express" pero también tengo que decir que de los que guardo un mejor recuerdo son "Los trabajos de Hércules", en el que se hace un paralelismo entre el detective Hércules Poirot y el héroe mitológico llevando sus doce trabajos a doce casos en los que el detective tiene que lucir ingenio y "Telón", precisamente por ser el último trabajo de Poirot.

Reconozco que siempre he sido más de Poirot que de Miss Marple. 


Y dicho esto, os presento el libro que estoy leyendo en estos momentos: Lunes 15 de Septiembre. Entre mis manos está NOS4A2 (Nosferatu) de Joe Hill


Victoria McQueen tiene un don especial para encontrar cosas: una pulsera extraviada, una fotografía perdida, las respuestas a preguntas incontestables. Con su bicicleta puede atravesar un mágico puente que, en cuestión de momentos, la lleva adonde necesita ir, ya sea al otro lado de Massachusetts o al otro lado del país. 
Charles Talent Manx también tiene su propio don: sabe manejar a los niños. Los lleva a dar un paseo en su Rolls-Royce de 1938 con la matrícula NOS4A2 (Nosferatu). Con su viejo coche puede salir sin problemas del mundo cotidiano hacia las carreteras ocultas que los transportarán al asombroso —y terrorífico— paraíso de la diversión que él llama «Christmasland». 
Y entonces llega el día en que Vic sale en busca de problemas… y encuentra a Manx.


Las comparaciones son odiosas, pero es que estamos hablando del hijo de su padre, es decir, del hijo de Stephen King que ya vimos que apuntaba maneras con "El traje del muerto". En esta historia me recuerda aún más a su padre, algo que no considero que sea negativo y tampoco creo que él lo considere así ya que ya lleva dos referencias al emblemático payaso de IT de su padre. Voy más o menos por la mitad del libro y tengo sensaciones enfrentadas: por un lado me está gustando mucho la historia pero por el otro se me está haciendo largo. Es que directamente me sobran páginas, y más cuando ha entrado en la dinámica de narrar escenas desde el punto de vista de dos personajes distintos. Lo que me ha enamorado y enganchado a la historia son los personajes. Me encanta Vic, con todos sus miedos, y me encanta su hijo, adulto rápidamente por obligación. Y Manx tiene lo que tiene que tener para ponerte los pelos de punta.

Espero acabarlo esta semana. Veremos qué nos depara el señor Hill al final de esta historia. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.