30 sept. 2014

1936Z, LIBRO 1: 13 ZOMBIS



Corre el año 1936 y España está inmersa en el mayor conflicto bélico de su Historia. La contienda todavía se vuelve más sangrienta con la aparición de dos barones del vudú capaces de levantar a los muertos y anexionarlos a cada bando consiguiendo así soldados capaces de todo sin ningún miedo a las consecuencias. En medio de este escenario encontramos a las hermanas Von Sebottendorf en plena celebración por el éxito de una importante misión. Sin embargo la alegría les va a durar poco. Capturadas y drogadas las llevarán a algo que a priori puede parecer una casa perdida en vete a saber dónde en la que acabarán por enfrentarse a sus peores pesadillas. 


Con esta premisa nos encontramos con una  historia de zombis en la que el peso de la historia no recae precisamente en ellos, sino que son más bien el elemento que utiliza Cosnava para meternos una dosis extra de tensión en el cuerpo en una novela que por sí misma te mantiene en vilo desde el primer capítulo.  En 13 zombis tenemos dos líneas temporales distintas: una de ellas refleja el pasado y será con la que conozcamos a la familia Von Sebottendorf, con nuestras dos hermanas protagonistas y un tercer hermano que explica la extraña misión que estaban llevando a cabo en España las dos chicas. La otra nos sumerge en la pesadilla que están viviendo en la casa, enfrentándose a sus errores pasados mientras intentan sobrevivir a los zombis. Unos zombis que por cierto tampoco son al uso. Cuando despiertan, o casi mejor dicho, recién levantados de la tumba, son más parecidos a los zombis a los que estamos acostumbrados,  desorientados y muy agresivos, pero según va pasando el tiempo  su comportamiento vuelve al que tenían antes de morir. Esta evolución abre un abanico de posibilidades que pueden dar mucho juego.


A grandes rasgos estamos hablando de una novela muy bien equilibrada, que despierta el ansia por conocer cuál es la explicación al misterio al que se están enfrentando los personajes y que no se acerca ni por asomo a los tópicos de una novela Z.  Además tenemos que tener en cuenta que estamos hablando de una precuela por lo que nos queda Cosnava para rato con su Guerra Civil Zombi. Por mi parte ya está en la lista de próximas lecturas, precisamente porque no se me ocurre mejor escenario en el que soltar zombis que una guerra en la que se pueden matar dos hermanos por sus ideas.  



Javier Cosnava está haciendo un esfuerzo de autoedición titánico. Podéis encontrar sus libros en Amazon a un precio con el que no se paga ni un café.

25 sept. 2014

II Festival de Fantasía de Fuenlabrada. #FFF2

¡¡¡¡Este fin de semana tenemos una cita y lo sabéis!!!!



Fuenlabrada acogerá el 26 y 27 de septiembre la segunda edición del Festival de  Fantasía de Fuenlabrada (#FFF2), una de las sedes oficiales del EuroSteamCon. En Fuenlabrada se reunirán más de un centenar de autores del género fantástico español. 


El #FFF cuenta con la organización y colaboración del Ayuntamiento de  Fuenlabrada, de la Federación  Española de Fantasía Épica (FESFE) y Lupus in Fabula (organizador de las actividades de rol). La entrada al evento es totalmente gratuita.

Los creadores se encontrarán con los aficionados en el Espacio Joven La Plaza y en la Casa de la Música. Contaremos con la presencia de Félix J. Palma, César Mallorquí, Javier Negrete, Victoria Álvarez, Carlos Sisí, Juan Miguel Aguilera, Rafael Marín, Víctor Conde, Alejandro Terán y Eduardo Vaquerizo entre otros muchos creadores e ilustradores más.

La fantasía le dará la mano al steampunk, a la ciencia ficción y al terror mientras los más jóvenes podrán disfrutar con autores como Maite Carranza, Blue Jeans, Santiago García-Clairac, Susana Vallejo o Anabel Botella. Y, para los más pequeños, títeres con Súbete a mi tren y multitud de talleres como el pinta caras, taller de chapas o el de marcapáginas, entre otros.

También contaremos con una réplica a tamaño real de la Tardis, la particular cabina azul de la popular serie Doctor Who, un desfile de moda steampunk de la mano del Matrimonio Espectro y concursos de caracterización steampunk y de cosplay de Doctor Who con interesantes premios.

Cerraremos la jornada literaria para seguir a un dragón que nos guiará hasta la Casa  de la Música y podremos disfrutar de nueve a doce de los grupos Cardinal, Paloma y Titular Mads.

Toda la programación detallada os la adjuntamos en este correo y, además podéis descargaros el cartel desde aquí y la programación desde aquí.

Os esperamos el próximo fin de semana en Fuenlabrada.

Un cordial saludo,

Organizadores #FFF2
Festival de Fantasía de Fuenlabrada

24 sept. 2014

Legión - El alma del emperador

El pasado mes de abril Fantacsy publicó este volumen en el que se recoge dos novelas cortas de una de las principales figuras de la literatura fantástica actual, Brandon Sanderson. Dos joyas que se pueden leer en una tarde y que reflejan a la perfección a este prolífico escritor.

Legión

Stephen Leeds es un personaje portentoso capaz de resolver las misiones más complicadas en compañía de una multitud de personajes. El problema que tiene es que todos estos personajes sólo los ve él porque sólo existen en su cabeza.  Leeds  padece un trastorno de personalidad múltiple a lo grande y esa multitud que le rodea y con la que convive, habla y discute son el reflejo de cómo divide su prodigiosa mente y su infinitas habilidades. En esta historia la misión a la que tiene que hacer frente es la desaparición de un inventor y su revolucionario invento, una cámara que puede fotografiar el pasado y cuya utilización puede poner patas arriba lo que entendemos por Historia.

Pero hay que reconocer que en esta novela la investigación,
atrayente a priori, cae inevitablemente a un segundo plano eclipsada por el espectacular personaje que es Stephen Leeds y su legión de alter egos. Lo que realmente hace de esta historia fascinante es cómo se relaciona Leeds con ellos. Nuestra percepción como lectores es que esos personajes están ahí como lo está Leeds, son completamente independientes de él, tienen una “existencia” propia por decirlo de alguna manera. Aunque sepamos que sólo son diferentes facetas de él y que sólo están en su cabeza nunca perderemos la sensación de que son otros personajes gracias a las distintas personalidades que tienen cada uno, con una manera de expresarse y de actuar únicas.

Lo único malo de esta historia es que te quedas con unas ganas horribles de conocer más sobre Leeds, así que seremos legión los que nos abalancemos sobre la segunda parte que esperemos verla publicada el año que viene.

El alma del emperador

Shai es una reselladora, una persona con la capacidad de coger un objeto y modificarlo o transformarlo completamente conociendo su historia, llegando a conseguir copias o falsificaciones perfectas. Puede partir de un objeto y transformarlo hasta un punto asombroso, como coger una vieja mesa destartalada y convertirla en un escritorio digno de un rey. Además de los objetos, hay reselladores con poderes mayores capaces de sanar los cuerpos o incluso de levantar cadáveres como si nigromantes fuesen. Son los conocidos como "reselladores de la carne" y  los "reselladores de sangre".

Shai, atrapada en un intento de robo, es condenada a muerte pero puede salvar la vida y recuperar su libertad si lleva a cabo una misión prácticamente imposible. El Emperador ha sufrido un ataque que lo ha dejado en un estado comatoso y Shai debe reconstruir su mente y conseguir que parezca el mismo en un corto plazo de tiempo. Y para ello, debe conocer cada aspecto del Emperador.

El alma del emperador es una joya ambientada en el universo de la primera novela de Sanderson, Elantris, por lo que comparte ese aire oriental que tan seductor resulta. En esta historia hay varios elementos fascinantes. Para empezar, y algo que es muy marca de la casa, es la explicación de la magia de los reselladores.  Sanderson en todas sus novelas da una consistencia muy firme a la magia que en ellas se desarrollan explicándolas con todo lujo de detalles. Continuamos con los personajes, destacando como no podía ser de otra manera Shai y la enorme astucia con la que cuenta y acabando precisamente en la relación que se establece entre la reselladora y El Emperador, cómo va descubriendo ésta los aspectos más íntimos de una figura tan poderosa.


¿Qué se puede esperar de este libro? Si eres un seguidor de Sanderson y ya conoces su obra no puedes dejarlo pasar. Estas dos novelas cortas son dos joyas. Con la primera conocerás un personaje fascinante del que te enamorarás y la segunda es un retorno a Elantris con una historia apasionante que te dejará con un buenísimo sabor de boca. Si por el contrario nunca has leído nada de este autor es una muy buena manera de acercarte a su obra. Como hemos dicho al principio, se leen en una tarde y en ellas está encerrada todo el buen hacer de Sanderson. No saldrás defraudado.

15 sept. 2014

Estoy leyendo NOS4A2, de Joe Hill

Hoy, 15 de Septiembre, es una fecha especial. Tal día como hoy pero de 1890 nacía una gran reina, la "Reina del Crimen" Agatha Christie. Una escritora prolífica con una espectacular bibliografía: 66 novelas policiales, 14 historias cortas, varias obras teatrales, dos autobiografías, dos libros de poesía y un libro infantil. Como prácticamente todo el mundo conoce, es la madre de dos grandes personajes de la literatura, Miss Marple y  Hércules Poirot. 


Cuando era una adolescente leía a Agatha Christie de forma compulsiva por lo que he podido disfrutar prácticamente al completo su bibliografía,  así que si tuviera que hacer alguna recomendación destacaría los dos que para mí son los más emblemáticos: "Diez negritos" y "Asesinato en el Orient Express" pero también tengo que decir que de los que guardo un mejor recuerdo son "Los trabajos de Hércules", en el que se hace un paralelismo entre el detective Hércules Poirot y el héroe mitológico llevando sus doce trabajos a doce casos en los que el detective tiene que lucir ingenio y "Telón", precisamente por ser el último trabajo de Poirot.

Reconozco que siempre he sido más de Poirot que de Miss Marple. 


Y dicho esto, os presento el libro que estoy leyendo en estos momentos: Lunes 15 de Septiembre. Entre mis manos está NOS4A2 (Nosferatu) de Joe Hill


Victoria McQueen tiene un don especial para encontrar cosas: una pulsera extraviada, una fotografía perdida, las respuestas a preguntas incontestables. Con su bicicleta puede atravesar un mágico puente que, en cuestión de momentos, la lleva adonde necesita ir, ya sea al otro lado de Massachusetts o al otro lado del país. 
Charles Talent Manx también tiene su propio don: sabe manejar a los niños. Los lleva a dar un paseo en su Rolls-Royce de 1938 con la matrícula NOS4A2 (Nosferatu). Con su viejo coche puede salir sin problemas del mundo cotidiano hacia las carreteras ocultas que los transportarán al asombroso —y terrorífico— paraíso de la diversión que él llama «Christmasland». 
Y entonces llega el día en que Vic sale en busca de problemas… y encuentra a Manx.


Las comparaciones son odiosas, pero es que estamos hablando del hijo de su padre, es decir, del hijo de Stephen King que ya vimos que apuntaba maneras con "El traje del muerto". En esta historia me recuerda aún más a su padre, algo que no considero que sea negativo y tampoco creo que él lo considere así ya que ya lleva dos referencias al emblemático payaso de IT de su padre. Voy más o menos por la mitad del libro y tengo sensaciones enfrentadas: por un lado me está gustando mucho la historia pero por el otro se me está haciendo largo. Es que directamente me sobran páginas, y más cuando ha entrado en la dinámica de narrar escenas desde el punto de vista de dos personajes distintos. Lo que me ha enamorado y enganchado a la historia son los personajes. Me encanta Vic, con todos sus miedos, y me encanta su hijo, adulto rápidamente por obligación. Y Manx tiene lo que tiene que tener para ponerte los pelos de punta.

Espero acabarlo esta semana. Veremos qué nos depara el señor Hill al final de esta historia. 






10 sept. 2014

Clara y la penumbra



El arte ha evolucionado saltando de los lienzos a los cuerpos de modelos humanos en lo que se denomina pintura hiperdramática. Desde el punto de vista técnico y como los cuadros de cualquier pinacoteca actual se tratasen, los modelos pasan por una etapa de imprimación para posteriormente recibir las pinturas directamente sobre sus pieles. Acompañados por un atrezo y una iluminación determinada pasan a convertirse en auténticas obras de arte que se exhiben en museos, galerías o en el salón de quien pueda permitirse los gastos. Desde el punto de vista del modelo la cosa no es tan simple y es que estos lienzos vivientes pasan a un estado de deshumanización más que evidente, partiendo del durísimo entrenamiento físico para llegar al estado llamado “Quietud” en el que el modelo adquiere una postura y la mantiene durante horas independientemente de lo incómoda que sea, hasta la eliminación de cualquier acto biológico del cuerpo con pastillas como la salivación, la menstruación o la orina.


Y si en nuestra realidad cuadros como la emblemática Gioconda han sufrido ataques directos con ácido, piedras o pintura roja en la realidad de Clara y la penumbra también puede ocurrir. Si se puede rasgar el lienzo de una obra de arte a cuchilladas también se puede coser a puñaladas al modelo. Semejante atrocidad es lo que le ocurre a  Annek, una jovencita que encarna la obra del principal artista hiperdramático Bruno Van Tysch  titulada “Desfloración”, lo que provoca que policía y la fundación privada del pintor se pongan alerta y busquen atrapar rápidamente al asesino antes de que cunda el pánico entre el resto de los modelos y se resientan las ventas a los coleccionistas de este tipo de arte. 


Dicho esto sólo nos queda por presentar al personaje al que hace referencia el título de esta novela. Clara Reyes es una modelo que trabaja como lienzo en una galería de Madrid a quien le hacen una visita unos hombres con una oferta muy seductora, la posibilidad de convertirse en una obra de arte que pasará a la historia. Algo para lo que está dispuesta a llegar muy lejos.


No he leído toda la bibliografía de Somoza pero si he leído lo suficiente para afirmar, y de verdad que no creo que me equivoque, que Clara y la penumbra es su mejor novela. En ella consigue un equilibrio perfecto entre las dos tramas, por un lado la investigación del asesinato y por el otro las vivencias de Clara como lienzo, y se sirve de ambas para presentarnos una evolución del arte que pone los pelos de punta. Lo que a priori podemos considerar como bello veremos que cae en la más absoluta aberración. Hay un diálogo en la que habla la jefa de seguridad de la fundación Bruno Van Tysch que refleja perfectamente la deshumanización de la que hablamos:


-(…) Son pinturas que a veces se mueven y parecen personas. No es cuestión de terminología, sino de puntos de vista, y éste es el punto de vista que adoptamos en la Fundación.– El tono de voz de la señorita Wood era élido, como si de alguna forma misteriosa, cada una de sus palabras fuera una amenaza encubierta.– La Fundación se encarga de proteger y gestionar las obras de Bruno van Tysch en todo el mundo, y yo soy la principal responsable de la sección de Seguridad. Mi tarea, y la de mi colaborador, señor Lothar Bosch, consiste en impedir que los cuadros de Van Tysch sufran el menor daño. Y Annek Hollech era un cuadro que valía mucho más que todos nuestros sueldos y pensiones de jubilación juntos, detective. Se titulaba Desfloración, era un original de Bruno Van Tysch, estaba considerado una de las grandes obras de la pintura moderna y ha sido destruido (…)


Y si esto  no provoca suficiente inquietud, Somoza nos da pinceladas de otros aspectos del arte hiperdramático: desde modelos/lienzos convertidos en muebles y utensilios al llamado “arte manchado” en el que parece que se cae directamente en el sadismo.


Lo que más me ha impactado de esta novela y por ende lo que más me ha gustado es cómo nos muestra Somoza la veneración al arte hiperdramático y cómo se acepta la pérdida de la dignidad que implica. No sólo estamos hablando de un grupo de esnobs con suficiente dinero para sentar sus posaderas en la espalda de un modelo en vez de en un Chester o de tener a una modelo ocho horas al lado de la chimenea, estamos hablando de colas interminables en las puertas de los museos para ver a los lienzos humanos cubiertos de pintura y rodeados de atrezzo sin moverse durante horas ni para ir al baño. Y lo que resulta más incomprensible, estamos hablando de personas dispuestas a todo para pasar a la posterioridad como obra de arte, como Clara, cuya actuación final deja con la boca abierta.
 


Clara y la penumbra ganó el Fernando Lara del 2001 y demuestra que en la literatura de género de nuestro país hay historias muy buenas y más que recomendables.