12 jun. 2014

La costilla de Caín



Madrid, principios del siglo XX. Un diplomático aparece muerto en su despacho en extrañas circunstancias. Presenta una herida en su costado, una herida imposible para alguien que ha muerto pisando el suelo de su vivienda, una dentellada semejante a la de un tiburón. Averiguar la verdad sobre lo ocurrido parece una misión imposible menos para un hombre, el biólogo John Baldinger, un erudito que ya se ha visto cara a cara con lo extraño. 


Acompañado de Raúl Sibeud, un intento de actor de teatro que sobrevive a base de picardía, de Sybil, una mujer de armas tomar y del Inspector Arrazaga y del padre Dantas, Baldinger hará frente a enemigos que buscan acabar con el orden mundial y que no dudan en servirse de un depredador terrible que se esconde en las sombras y que ha sembrado la destrucción desde tiempos muy remotos.


La costilla de Caín es un delicioso libro de aventuras que atrapa y no suelta al lector ni a la de tres, con  un ritmo de narración que combina muy bien pasajes de acción trepidante con otros de investigación en los que sientes la tensión de los personajes. La ambientación en el Madrid de 1915, una ciudad que se va incorporando a la modernidad y que mira de reojo a  la Gran Guerra que asola Europa, suma puntos a esta historia y resulta un muy buen escenario para el misterio y la fantasía que encierra esta novela.


Pero si hay un punto en el que brilla Miguel Ángel Moreno con esta novela es en la creación de personajes. Desde el profesor Baldinger hasta el padre Dantas, pasando por Raúl, Sybil y el Inspector Arrazaga, todos tienen un carácter definido y rico, y por qué no decirlo, con un encanto especial que hacen que te encariñes. Tampoco podemos dejar de lado a los antagonistas que compensan perfectamente la balanza en esta historia de héroes y villanos.


En definitiva, estamos ante uno de esos libros que hacen muy buena compañía. Una aventura que nos contará Raúl Sibeud tal y como la vive en la que encontraremos un buen misterio aderezado con mitología, conjuras y asesinatos. Una lectura con la que disfrutar y desconectar del día. Sólo espero que Miguel Ángel Moreno convierta a La costilla de Caín en el primero de una saga y nos volvamos a encontrar con Baldinger, Raúl y Sybil. 

Séptimo libro finalizado este año. Quedan 43 para alcanzar la cifra propuesta en el reto “Leamos 50 libros”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.