20 ene. 2014

Estoy leyendo La cura mortal, de James Dashner y Máscara, de Stanislaw Lem


Como ya os contaba en mi entrada anterior, todos los años me propongo leer la redonda cifra de 50 libros. Bueno, pues este año además decidí apuntarme a un reto con el que me topé en Facebook, el desafío "Leamos 50 libros" que organiza el blog Relatos Jamás Contados de la escritora Raquel Sánchez García. 


Por lo pronto ya llevo un libro leído cuya reseña se publicará en este blog el miércoles. Sigamos que quedan muchos por leer.

Lunes 20 de Enero de 2014. Entre mis manos están "La cura mortal. El corredor del laberinto 3" de  James Dashner y "Máscara" de Stanislaw Lem.

Poco me queda ya para conocer el desenlace de la trilogía de "El corredor del laberinto", una historia dirigida a un lector joven dinámica, con muchísima acción y que engancha hasta tal punto de no querer soltar el libro. Es el momento de dar contestación a muchos interrogantes que Dashner puso en juego desde el primer libro, así que esperemos que no defraude y cierre bien la historia.


El otro libro con el que estoy disfrutando mucho es del maestro de la ciencia ficción Stanislaw Lem, una colección de relatos inéditos hasta ahora en castellano unidos bajo el título de Máscara. Un libro que además se mete por los ojos gracias al buen trabajo de la editorial Impedimenta, con una portada muy peculiar. Por ahora sólo he finalizado el primer relato, La rata en el laberinto, y sí, efectivamente es el mejor Lem, el padre de Solaris. Sin ninguna duda.

Espero que el resto de los relatos me gusten tanto como el que abre el libro.

9 ene. 2014

Lecturas del 2013

Y sin prácticamente darnos cuenta nos hemos metido de cabeza en el 2014. Atrás queda ya la vorágine navideña con todos sus excesos y la normalidad empieza a tomar posiciones. Mientras nos desentumecemos y organizamos las lecturas que llenarán este año es un buen momento para echar la vista atrás y hacer recuento de lo que ha pasado por mis manos en el 2013.

Como ya es costumbre al principio del año me propuse leer la redonda cifra de 50 libros y por los pelos no he llegado. El día 30 de diciembre acabé “El misterio de Salem’s Lot” de Stephen King y con él alcancé la cifra de…. (redoble de tambores) ¡46 libros!  No está nada mal, aunque por lo que veo en el listado de títulos leídos me he vuelto a centrar en la literatura de género y no me he acercado a ningún clásico, algo que me propongo corregir este año.

En la elección de los títulos he tenido mucha suerte y no he pinchado en hueso con ninguno. Me he encontrado con auténticas joyas que me encantaron y otros que si bien no me parecieron gran cosa por lo menos no me aburrieron y no los abandoné sin finalizar su lectura.  Incluso hay una segunda lectura de todo un clásico de la ciencia ficción que por fin vimos en la pantalla grande: “El juego de Ender” de Orson Scott Card.


En el grupo de los más flojos que me he encontrado este año incluyo “Una vacante imprevista”, “Wicked. Memorias de una bruja mala” y “Los del otro lado”. No me ha convencido el salto de Rowling a la literatura de adultos, si bien su historia no es para nada horrible sí es bastante insípida. La revisión de la historia de El Mago de Oz de Maguire me supo a poco y eso que la bruja mala y de color verde de la popular historia daba muchísimo juego, pero el ritmo de la naracción no se mantiene y hay pasajes que son un puro muermo. Algo de lo que también peca la novela de Buehlman, quien desaprovecha completamente a los del otro lado.

Como véis, de 46 libros sólo tres me han defraudado. No exageraba con que en el 2013 había tenido mucha suerte en la elección de las lecturas. En el otro plato de la balanza hay un montón de títulos que me han gustado, desde esa delicia con guiños a la obra de Dickens  publicada por la editorial Fábulas de Albión titulada “Bleak House Inn. Diez huéspedes en casa de Dickens” al viajecito a lo aberrante y a lo peor de la condición humana que refleja Poppy Z. Brite en  “El arte más íntimo”, pasando por la segunda parte de una de las mejores trilogías de novela histórica como es la de Escipión de Santiago Posteguillo. Un continuo desfrute desde la primera palabra hasta la última en “Las legiones malditas”.

Igualmente en el 2013 he tenido la suerte de volverme a encontrar
con escritores que forman parte de mi legión de favoritos: Manel Loureiro me engachó una barbaridad en su historia con barco fantasma incluido en “El último pasajero”, Donato Carresi mantiene el nivelazo de “Lobos” en “El tribunal de las almas”, Mieville es sencillamente un genio y se puede comprobar en “Embassytown, la ciudad embajada” y en “Kraken”,  Sanderson brilla hasta en un folletín como es “La espada infinita” y Daniel P. Espinosa me sigue pareciendo de los mejores escritores que tenemos en el panorama actual español, como ya comenté en la reseña de Nekromanteia.

Y como no puede ser de otra manera, los grandes maestros me acompañaron un año más: Bram Stoker, Borges, McCarthy, Lovecraft…. obligatorio leerlos todos los años.

También conocí a otros escritores: Juan Jacinto Muñoz Rengel con su peculiar e hipocondriaco asesino, el terrorífico manicomio de Juan de Dios Garduño, la buena historia de zombis de Victor Blázquez o los saltos en el tiempo de Lauren Beukes.

Y como no sólo de libros vive el lector también me di un paseo por los cómics, y ¡vaya historias! Si alguien no conoce "100 balas" o al gato "Blacksad" está tardando. Dos espectaculares novelas negras acompañadas de un dibujo impresionante. Delicatessen absolutas. 



Veremos qué nos depara el 2014. Espero mantener la buena suerte y encontrarme con muchas y buenas lecturas. 

El listado completo de los 46 libros lo podéis ver en mi cuenta de anobii