18 nov. 2013

Estoy leyendo La verdad sobre el caso Harry Quebert de Jöel Dicker



Tercer lunes del mes y tercera entrada dedicada a lo que estoy leyendo en estos momentos. Es curioso, pero este fin de semana no he leído ni una línea y aún así ha sido muy literario. El viernes estuvimos en el Festival de literatura Fantástica de Fuenlabrada (FFF para los amigos) y vimos la presentación de “Nekromanteia: Rituales de los muertos” de Daniel P. Espinosa. Estuvo muy bien, con muchas curiosidades. Se habló tanto de la novela en sí como de las fuentes de las que Espinosa ha sacado la inspiración: el rol para el personaje del nigromante o los grimorios originales para la parte de la magia. Después estuvimos en la Mesa Redonda Z, poblada de escritores que han lanzado el género zombi en nuestro país: Manel Loureiro, Carlos Sisi, Juan de Dios Garduño, Joe Álamo y Alfonso Zamora. Las carcajadas estuvieron presentes desde el principio  en una charla que se hizo muy corta en la que se habló de cine, del panorama literario actual e incluso se hizo una comparativa con las historias de zombis extranjeras, principalmente norteamericanas, donde se resaltó la búsqueda de historias más realistas por los escritores españoles (y donde Juan de Dios Garduño contó una anécdota en su paso por el ejército hilarante).


El sábado fuimos a ver la adaptación de “El juego de Ender” al cine y estoy gratamente sorprendida. Me esperaba un absoluto destrozo de la historia de Orson Scott Card, pero no, la película mantiene el tipo, aunque  claramente descafeinada. Hablaremos de ella más adelante en este blog, mientras tanto…


Lunes 18 de Noviembre de 2013. Entre mis manos está “La verdad sobre el caso Harry Quebert”.

Llevo como un cuarto de libro y ya puedo afirmar que sí, que engancha, aunque todavía no ha conseguido que reste horas de sueño. Por ahora me recuerda mucho a la novela nórdica estándar que tan de moda se ha puesto: en un pequeño pueblo de Estados Unidos de los que nunca pasa nada una anciana ve en el bosque que rodea su casa cómo una adolescente es perseguida por un hombre. Poco después, a la anciana la encuentran muerta de un disparo y de la adolescente no se sabe nada más.

Años después el cadáver aparece en el jardín de Harry Quebert, un respetado y conocido escritor. Marcus, un joven escritor muy amigo de Quebert y a quien le debe muchas cosas, decide emprender una investigación sobre el caso y plasmarlo en un libro.

Y como suele ocurrir en estos pueblos en los que no ocurre nada y todo el mundo tiene una vida maravillosa, empezamos a descubrir que la realidad es muchísimo más oscura.

Por ahora estoy esperando ese giro que haga de esta novela la genialidad que se comenta por ahí, pero estoy disfrutando del camino, sobre todo con los personajes, que me parecen muy bien dibujados.



El siguiente en la lista es “Las luminosas” de Lauren Beukes. Parece que me ha dado por los asesinatos y las investigaciones, pero en “Las luminosas” tenemos un añadido que me llama mucho la atención y es la utilización de los viajes en el tiempo. Veremos qué tal esta historia de venganza entre una atacada y su asesino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.