24 jul. 2012

Steampunk: Antología retrofuturista

El Steampunk es un subgénero que se engloba dentro del movimiento retrofuturista, del género de las ucronias y la ficción especulativa en el que la tecnología basada en el vapor toma todo protagonismo. Un viaje a la Época Victoriana que lo impregna todo: moda, arquitectura, cultura y esa confianza absoluta en que la ciencia iba a llevar a la sociedad a unos límites inimaginables.


Si hablamos de Steampunk es imposible no mencionar la obra de H.G Wells, de Julio Verne o "Las puertas de Anubis" de Tim Powers y desde este año podremos hablar de la primera antología de cuentos de este subgénero con autores exclusivamente españoles y publicado por la editorial Fábulas de Albión.


"Steampunk: Antología retrofuturista" incluye una selección de cuentos realizada por Félix J. Palma en la que podemos encontrar a los escritores Luis Manuel Ruiz, José María Merino, Fernando Royuela, José Carlos Somoza, Care Santos, Óscar Esquivias, Fernando Marías, Ignacio del Valle, Andrés Neuman, Juan Jacinto Muñoz Rengel, Pilar Vera y Marina Womack.


El libro comienza con un prólogo de Félix J. Palma en el que nos da unas nociones básicas de Steampunk y unas breves pinceladas de los relatos que vamos a encontrar a continuación. Doce viajes a un pasado que mira al futuro, o tal vez sea el futuro el que mira al pasado.


El primero en salir a la palestra es Óscar Esquivias con "El arpa eólica" en el que conoceremos a un estudiante de buena posición social obsesionado con la música a pesar de la oposición de su familia, una obsesión que le llevará por oscuros caminos en los que lo más impensable puede transformarse en un instrumento musical.
Fernando Marías nos regala "Gringo Clint", un guiño al western y a Clint Eastwood. Grinco Clint, el hombre de la muerte, simplemente su nombre ya produce escalofríos y su apariencia no hace más que resaltar la sensación. Mitad hombre, mitad máquina de vapor y sin ninguna piedad hacia los que han sido marcados por sus jefes. Pero Clint tiene una historia detrás que provocará un giro inesperado a su existencia.
José María Merino puede que ser el que más se plantee hacia dónde nos lleva el desarrollo de la ciencia en "Prisa". En una sociedad que vive al ritmo de las bicicletas irrumpen las máquinas. El ritmo de vida se acelera, aparece el término prisa, perdiéndose el tiempo que necesitamos para ser humanos.
Juan Jacinto Muñoz Rengel nos regala un viaje a Marte en su "London Gardens", planteando la posibilidad de otro tipo de vida. El relato con mayor estilo científico que nos encontraremos en la recopilación.
Andrés Neuman nos traslada en "Fahrenheim.com" (buenísimo guiño ya sólo en el título) a una sociedad de ciudadanos autónomos con programas que reinician cada mañana, perros digitales y tiendas virtuales. Una sociedad que será atacada por un grupo terrorista llevándoles a los albores de la imprenta.
Fernando Royuela nos cuenta en "Fluye" las vivencias de un jugador profesional de cartas poniendo como escenario las Guerras Carlistas y enormes máquinas de vapor trasladándose por el Guadalquivir. Una partida de cartas contra una máquina controlada por una hermosa mujer a la que llaman "la duquesa" que esconde un gran secreto.
Luis Manuel Ruiz escribe el relato con más matices de terror de la colección. En "Dynevor Road" la utilización de una máquina está llevando a la locura a sus creadores. Un relato oscuro con el que no podemos dejar de plantearnos hasta dónde podemos llegar en la utilización de la ciencia.
En "Aria de la muñeca mecánica" Care Santos nos introduce en el mundo de los autómatas. Una empresa alcanza la perfección en la producción de autómatas con apariencia de mujer, ofreciendo así compañeras con apariencia al gusto del comprador dispuestas a satisfacer sus deseos.
A José Carlos Somoza se le ve el estilo a la legua en "That way madness lies". Su relato nos lleva a la locura de su personaje, un fotógramo que a través de su cámara capta otra realidad, otros personajes... Un espectacular guiño a la obra de Lewis Carroll es lo que ha conseguido Somoza en este cuento.
Ignacio del Valle nos cuenta una historia de vampiros en "Animales y Dioses". Un pequeño vistazo a los pensamientos de Marcio sobre la vida humana y su relación con la muerte
Pilar Vera en "Lapis Infernalis" nos relata la historia de un joven fotógrafo dedicado a inmortalizar con su cámara a personas fallecidas, sin embargo los Memento Mori de sus placas no se corresponden con la realidad. 
Cierra el círculo Marian Womack con "In a glass, darkly" con una historia encerrada entre la guerra, con un punto gótico que hace al relato especial.


No puedo finalizar esta reseña de otra manera que no sea recomendando esta antología de relatos en los que partiendo de un mismo punto como es el Steampunk se ha llegado a tal diversidad de historias, cada una con el estilo de su autor y con su enfoque. Del western al terror, de la filosofía a la ciencia ficción. Una buena manera de acercarse al subgénero, de sentir esa confianza ciega en la ciencia, en el desarrollo industrial y por qué no decirlo, de sentir ese vértigo con algo que se mueve muy deprisa y no tenemos muy claro hacia dónde va.