20 jun. 2011

Grandes fragmentos XVII

- Te voy a dar un consejo: es mejor que no apuntes a la sien. Que la bala atraviese los sesos desde la sien es mucho más difícil de lo que piensas  Normalmente, es estos casos, las manos tiemblan. Al temblar, la pistola retrocede y la trayectoria de la bala se desvía. Son muchos los casos de balas que sólo rozan el cráneo y no llegan a matar. Supongo que no quieres que te pase - Aomame asintió en silencio -. Cuando el general Hideki Tj fue capturado por el ejército estadounidense en la posguerra, se encañonó así mismo con una pistola para dispararse al corazón y apretó el gatillo, pero la bala se desvió, le dio en el abdomen y no se murió. ¡Que alguien que estaba en la cima de la carrera militar no hubiera podido suicidarse correctamente con una pistola! A Tj lo llevaron de inmediato al hospital, donde recibió los atentos cuidados de un grupo de médicos estadounidenses, se recuperó, volvió a ser juzgado y lo condenaron a la horca. Una manera espantosa de morir. El momento de la muerte es algo importante para el ser humano. La manera de nacer no se puede elegir, pero sí la de morir. 

1Q84. Haruki Murakami. Tusquest Ediciones

2 comentarios:

  1. Murakami suele tender hacia nuevas miradas, a intentar sumergirte en sus historias viendo todo de otra forma o, simplemente, viendo más allá...

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo. Los mundos oníricos de Murakami están hechos para sumergirte en ellos aceptándolos tales y como son. Lo que cada uno considera realidad está fuera de las historias del japonés.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.