9 mar. 2011

Mujeres de letras

Ayer, 8 de Marzo, fue el día de la mujer trabajadora. En Tiempo de letras no queremos dejar pasar la ocasión de hacer una pequeña conmemoración a diez personajes femeninos que han brillado en las historias que han caído en nuestras manos. Diez mujeres, heroínas unas y malvadas otras, pero todas ellas especiales. Nos dejaremos muchísimas en el tintero, pero ésta es la lista de las diez primeras que han venido a nuestra memoria. 


Julia (1984, George Orwell): La joven rebelde de la que se enamora Winston y con quien luchará contra el Gran Hermano. El amor de Winston y Julia, los dos grandes personajes de la descomunal novela de George Orwell, sirve para dar el mazazo final en 1984 tras su paso por el Ministerio del Amor. Si como lector te quedaba un rastro de esperanza de encontrar un final medianamente feliz lo perderás definitivamente. Mientras tanto no puedes dejar de encariñarte con esta rebelde y sentir el dolor y el vacío en el que se sumerge su vida. 

Milady de Winter (Los tres mosqueteros, Alexandre Dumas). La astuta agente e implacable asesina del cardenal Richelieu, pieza crucial en el pasado de Athos y que hará sudar sangre al joven D’Artagnan. Antagonista imprescindible de la historia, esta hermosa y peligrosa mujer marcada con la flor de Lis pondrá en jaque más de una vez a los mosqueteros. 

Matrona Malicia (El elfo oscuro. R.A. Salvatore) y en general todas las elfas oscuras que pueblan este universo. En una sociedad donde el asesinato está contemplado como muerte natural porque naturalmente estás muerto destacan los matriarcados formados por mujeres poderosas, implacables, crueles, físicamente más fuertes que los varones y muy inteligentes. En la Antípoda Oscura el asesinato, la traición y la destrucción entre casas están a la orden del día, y entre todas las grandes matriarcas destaca la Matrona Malicia, quien gobierna con mano de hierro su propia casa. 

Scheherazade (Las mil y una noches, anónimo). La astuta narradora de las historias que forman “Las mil y una noches”. Todas las noches Scheherazade contaba un cuento para despertar la curiosidad del rey y salvar así su vida. A las mil y una noches llegó Scheherazade con la cabeza sobre los hombros hasta que el rey, aprendiendo las lecciones de moralidad y sabiduría que sus cuentos encerraban, le perdonó la vida y la convirtió en su reina. 

Vin (Nacidos de la bruma, Brandon Sanderson). El inesperado giro argumental del primer libro de esta trilogía aúpa a Vin como clara protagonista. Esta joven skaa comenzará como discípula del llamado El superviviente, Kelsier, y como se suele decir, el discípulo superará al maestro. Vin sustentará sobre sus hombros, aunque muy bien arropada por una buena colección de personajes secundarios, esta gran historia de la literatura fantástica. 

Celestina (La celestina, Fernando de Rojas) Esta alcahueta vive de concertar encuentros amorosos utilizando todos los medios que tiene a su alcance y si un personaje acaba dando su nombre a la obra por algo será, pero en este caso no es precisamente por sus virtudes: avara, extremadamente inteligente y manipuladora, esta mujer pasó a la historia con una de las mejores obras de la literatura española. 

Miss Marple (Agatha Christie). Dos grandes personajes tiene la dama del crimen y uno de ellos es precisamente esta anciana solterona cuya curiosidad no tiene límites, al igual que su conocimiento sobre la naturaleza humana y su capacidad analítica, capaz de resolver los peores casos de asesinatos ayudando a los inspectores de Scotland Yard. 

Alice Gould (Los renglones torcidos de Dios, Torcuato Luca de Tena) ¿Cuál es la verdad de Alice? ¿Es realmente una persona que sufre un grave trastorno psicológico o ha sido ingresada en el sanatorio mental en una conspiración para acabar con ella? Las dudas nos inundarán junto al equipo médico que trata a esta inteligente y peculiar mujer que parece levantar pasiones muy distintas: o se la adora o se la odia. 

Daenerys Targaryen (Canción de hielo y fuego. George R.R. Martin). La obra de Martin está poblada de enormes personajes femeninos pero si tengo que elegir a una me quedo sin dudarlo con Daenerys Targaryen, cuyo coraje parece no tener fin y por ahora ningún obstáculo ha conseguido hacer que desista de su empeño de recuperar su antiguo reino en Poniente. Una hermosa mujer de pelo plateado y ojos violetas dispuesta a ponerse al frente de un ejército y eliminar a sus enemigos. 

Lisbeth Salander (Millennium, Stieg Larsson). Probablemente la trilogía de Larsson no habría llegado a donde está sin la presencia de Salander en sus páginas. Como decía en una entrada anterior: Hacker, punk, poco social, agresiva, inteligente, independiente, pequeña, delgada… son unos pocos adjetivos que definen a Lisbeth Salander. Un perfil distinto que destaca y llama poderosamente la atención del lector. Sin ella esta trilogía perdería muchos puntos.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada :)

    Genial La Celestina y Alice Gould. Echo de menos a Hermione de Harry Potter y, una debilidad personal, a Matilda :)

    Como tú dices, seguro que quedan otras muchas.

    ResponderEliminar
  2. Cuando empecé esta entrada tuve un bloqueo inicial ya que los primeros personajes que me vinieron a la cabeza eran todos masculinos. Superado ese momento ;P los personajes femeninos me venían en oleadas, y acabé cogiendo a las primeras en las que pensé. Luego fui consciente de todas las que se quedaban fuera.

    Un saludo merops-apiaster!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.