15 mar. 2011

Dos esperados lanzamientos

Los lectores aficionados al género fantástico estamos en racha. Al anuncio de la esperadísima continuación de Canción de hielo y fuego se une el lanzamiento de dos libros que en uno de los casos continuará la trilogía  y en el otro pondrá el punto y final. Uno ya ha visto la luz en inglés, falta su traducción, y el otro saldrá directamente en español ya que es de un escritor patrio. ¿Adivináis ya cuáles son?

El temor de un hombre sabio

«Todo hombre sabio teme tres cosas: una tormenta en el mar, las noches sin luna y la cólera de un hombre bueno» 

La secuela de la extraordinaria El Nombre del Viento, El Temor de un Hombre Sabio es la segunda entrega de la soberbia trilogía de Patrick Rothfuss. Retomando de nuevo la historia de Kvothe el Asesino de Reyes, le seguimos en el exilio, en intrigias políticas, aventuras, amor y magia... y más allá, en el camino que convirtió a Kvothe, el mago más grande de su época, una leyenda en su propio tiempo, en Kote, un posadero sin mayores pretensiones. Lleno de la misma magia y aventura como El Nombre del Viento, esta secuela es tan buena como su predecesora, y una lectura obligada para todos los fans de la fantasía.

Para Noviembre de este año está prevista esta segunda parte de la historia de Kvothe. Reseñé en su día el primer libro de esta trilogía y no salió muy mal parada, pero bien es cierto que estoy dispuesta a darle una segunda oportunidad, además me dan confianza ciertos comentarios que me han llegado de lectores a los que sigo que ya han leído este libro. Todas las opiniones afirman que esta segunda parte es mejor que la primera.



"Como sabréis, hace ya unos meses anunciamos la publicación en octubre de "El sueño de los dioses", como tercera y última parte de la saga de Tramórea.
En realidad, durante el año anterior había comentado en diversos foros y encuentros que mi intención era terminar la serie con dos novelas más. Sin embargo, a finales de 2009 decidí, de acuerdo con la editorial Minotauro, que esas dos novelas se reducirían a una. Aunque más de una vez había preguntado públicamente “Pero ¿quién demonios ha dicho que va a ser una trilogía?”, y aseguraba que escribiría cuatro, cinco, siete libros o los que fueran, cualquier cifra menos tres…, al final me vi ante la perspectiva de cerrar una trilogía, la que parece ser la forma canónica de cualquier serie de fantasía épica.
El problema es que las ideas argumentales son como archivos comprimidos en .zip. En la mente, mientras permanecen en el nivel de la abstracción, ocupan poco sitio. Pero luego, al trasladarlos a la pantalla, se despliegan e invaden mucho más espacio. No estoy hablando de “enrollarse”, defecto en el que a menudo caemos los escritores. ¿Por qué descomprimimos estos archivos mentales? En primer lugar, hay que desarrollar los personajes para que los lectores se involucren emocionalmente con ellos, y eso requiere tiempo. Por otra parte, cada escena debe estar llena de detalles concretos, de modo que podamos sumergirnos en ella. No vale decir “un bosque siniestro”, por ejemplo. Hay que hacer sentir esa atmósfera, y para eso hay que plasmar olores, texturas, sonidos. En cierto modo, los escritores tenemos que crear un 3D. Y eso exige espacio, como lo exigen los diálogos, los puntos de giro inesperado, las escenas de acción y las batallas si realmente queremos que impacten, etc.
Además, El sueño de los dioses es continuación de El espíritu del mago, una novela en la que aparecían muchos personajes. Algunos han desaparecido, pero también intervienen otros nuevos —los propios dioses, sin ir más lejos—. Conforme avanzaba en la escritura, me di cuenta de que la trama, o más bien la suma de tramas, pedía bastante más de las 600 páginas que había planeado. Se trata de responder muchas preguntas planteadas en las dos novelas previas, más otras que surgen en El sueño de los dioses.
Finalmente, comprendí que la historia pedía más tiempo y más páginas. Pese al agotamiento del que hablaba, lo cierto es que me daba pena despedirme de Tramórea. De modo que cuando decidí escribir una cuarta novela —aunque eso me supone más trabajo, más tensión y comprimir en el tiempo otros proyectos—, y la editorial Minotauro aceptó mi propuesta, sentí alivio y también alegría. Alivio, porque me estaba dando cuenta de que necesitaba desarrollar más el desenlace, y el final de la serie quedaría mucho mejor así. Alegría, porque podía disfrutar unas semanas más conviviendo con personajes que, después de estos años, son mis familiares y amigos.
Ahora, el 26 de octubre, se publicará El sueño de los dioses. Mientras el libro está en la imprenta, sigo trabajando en la cuarta parte —y última, esta vez sí—. Debo añadir que, así como La Espada de Fuego y El espíritu del mago son novelas prácticamente independientes, El sueño de los dioses y El corazón de Tramórea forman una unidad clara.
En cualquier caso, la espera no será tan larga como en el pasado: El corazón de Tramórea saldrá a la venta en mayo de 2011, así que espero que mis lectores no se impacienten demasiado. Y, sobre todo, que disfruten con la lectura de ambos libros tanto como yo he disfrutado —y estoy disfrutando— escribiéndolos."
Javier Negrete

Y así, anunciada para mayo de 2011, la saga de Tramórea de Javier Negrete parece que llega a su fin. A mí personalmente me va a resultar muy duro acabar con esta historia y no pondría ninguna objeción si la saga continuara, pero nos conformaremos con disfrutar de esta grandísima saga de la literatura fantástica española nacida bajo el inconfundible estilo del profesor de griego Negrete. 


Fuente: http://tienda.cyberdark.net

2 comentarios:

  1. ainsss que ganas tengo de leer el segundo de Kvothe!!!!

    ResponderEliminar
  2. A mí también me está picando!

    Y therwis, no te pierdas la saga de Negrete. Seguro que te gusta.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.