23 feb. 2011

El último cuaderno

No es éste un libro triste, no es un libro tronante, es, simplemente, una despedida. Por eso,José Saramago, pese a estar atento a la anécdota del día o al suceso terrible, pese a usar el humor y la ironía y emplearse a fondo en la compasión, rescata textos dormidos que son actuales y nos los deja como regalos inesperados, no como un testamento, simplemente ofrendas íntimas que desvelan pasiones y sueños. Nos acerca al mundo de Kafka, o a la inevitable tristeza de Charlot, o nos describe la soberbia aventura de coronar la cima de la Montaña Blanca, en Lanzarote. Éste es un libro de vida, un tesoro, un Saramago que nos habla al oído para decirnos que el problema no es la justicia, sino los jueces que la administran en el mundo. No habrá más cuadernos, esa mirada oblicua para ver el revés de las cosas, la frontal, sin bajar nunca la cabeza ante el poder, sí para besar, la ironía, la curiosidad, la sabiduría de quien no habiendo nacido para contar sigue contando, y con qué actualidad ahora que ya no está y tanta falta nos sigue haciendo. Así son las despedidas de los hombres que saben que han nacido de la tierra y que a la tierra vuelven, pero abrazados a ella, con esa especie de inmortalidad que ofrece el suelo del que nos levantamos cada día, con nuevas experiencias incorporadas. Las de quienes son suelo y tierra, nuestro sustento, tal vez nuestra alma.

Los escritores de alguna manera consiguen quedarse con nosotros gracias a sus obras,  y Saramago no iba a ser menos. No nos abandonaran sus enseñanzas, su manera de ver el mundo, y como un último adiós nos llega este libro, la última obra publicada de un maestro. 

22 feb. 2011

Grandes fragmentos XIII

¡Tiembla, hipócrita depravado! ¡Parricida inhumano! ¡Violador incestuoso! ¡Tiembla ante la magnitud de tus delitos! ¡Y eras tú quien se consideraba exento de toda tentación, libre de las humanas debilidades, y lejos del error y del vicio! ¿Es acaso el orgullo una virtud? ¿No es la crueldad un pecado? ¡Sabe,hombre vanidoso, que hacía tiempo que te tenía señalado como mi presa: vigilé los movimientos de tu corazón: vi que eras virtuoso por vanidad, no por principios, y aproveché el momento oportuno de seducción! Observé tu ciega idolatría del retrato de la Virgen. Ordené a un espíritu subordinado y hábil que adoptase una forma similar, y ansiosamente te rendiste a los halagos de Matilde. Tu orgullo se sintió satisfecho ante su adulación; tu lujuria sólo necesitó la ocasión para manifestarse: corriste a la trampa ciegamente, y no tuviste escrúpulos en cometer un crimen que censuraste a otros con despiadada severidad. 

El monje. Matthew G. Lewis. Valdemar Gótica. 

15 feb. 2011

Abismos


David Jasso, maestro del terror psicológico, tras publicar cinco novelas tan potentes y escalofriantes como “La silla”, “Cazador de mentiras”, “Día de perros”, “Feral” y “El pan de cada día”, nos entrega ahora, rizando el rizo, cinco impactantes novelas cortas en un solo volumen. 
“Abismos” es su primera y esperada antología, y a buen seguro que se convertirá en una antología antológica, valga la redundancia. Además, a excepción de “La bruma”, que ganó el Premio Liter y se publicó en la desaparecida revista “Galaxia”, todas las historias de este libro son inéditas, para mayor suerte de sus seguidores. “El huevo”, “La bruma”, “El tubo”, “El cine” y “La textura de tu piel” están llamadas a convertirse en clásicos del terror moderno, narraciones de una subyugante intensidad que te atrapan desde la primera línea sin remisión, desembocando de forma vibrante en finales certeros y sobrecogedores. En manos de este original y diabólico autor, por ejemplo, algo tan nimio como arrojar un huevo por la ventana puede desencadenar una tragedia de consecuencias imprevisibles. 
No lo dudes y asómate a los abismos… si te atreves. Al menos, como diría Clive Barker, “es bueno estar preparado para lo peor, antes de perder el aliento”. Y como diría Stephen King: “He visto el futuro ganador del Ignotus a Mejor Antología y Mejor Novela corta, y su nombre es David Jasso”. Roberto Malo
Fuente: http://tienda.cyberdark.net/abismos-n39905.html


Después del buen sabor de boca que me dejó David Jasso con "La silla" veo con entusiasmo que se ha publicado una antología de este escritor, quien navega con soltura en el género de terror. No hace falta que diga que ya está apuntado en la lista de libros a adquirir. 

14 feb. 2011

Para quitarse el sombrero




Buenas noches. El día de hoy ha llegado porque hace 25 años, doce profesionales de nuestro cine, en medio de una crisis tan grave como la nuestra, caminaron JUNTOS a pesar de sus diferencias. Quiero empezar este discurso felicitando a los fundadores de la Academia.


No sólo ellos, sino todos los que me han precedido en esta institución, vicepresidentes, miembros de las juntas directivas y el conjunto de los académicos, nos han traído esta noche aquí, al Teatro Real, para celebrar el 25º aniversario de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas y la existencia misma de los premios Goya. A todos, muchísimas gracias.

PUEDE PARECER que llegamos a este día separados, con puntos de vista diferentes en temas fundamentales. Es el resultado de la lucha de cada uno por sus convicciones. Y NADA MÁS. Porque en realidad, todos estamos en lo mismo, que es la defensa del cine. Quiero por ello felicitar y agradecer a todos los que estáis aquí, por caminar juntos en la diferencia, y hasta en la divergencia.

Hacemos mucho ruido, pero es que esta vez, hay muchas nueces. El choque de posturas es siempre aparatoso y tras él surge una nube de humo que impide ver con claridad. Pero la discusión no es en vano, no es frívola y no es precipitada.

No podemos olvidar lo más importante, el meollo del asunto. Somos parte de un Todo y no somos NADIE sin ese Todo. Una película no es película hasta que alguien se sienta delante y la ve. La esencia del cine se define por dos conceptos: una pantalla, y una gente que la disfruta. Sin público esto no tiene sentido. No podemos olvidar eso JAMÁS.

Dicen que he provocado una crisis. Crisis, en griego, significa "cambio". Y el cambio es ACCION. Estamos en un punto de no retorno y es el momento de actuar. No hay marcha atrás. De las decisiones que se tomen ahora dependerá todo. Nada de lo que valía antes, vale ya. Las reglas del juego han cambiado.

Hace 25 años, quienes se dedicaban a nuestro oficio jamás hubieran imaginado que algo llamado INTERNET revolucionaría el mercado del cine de esta forma y que el que se vieran o no nuestras películas no iba a ser sólo cuestión de llevar al público a las salas.

Intenet no es el futuro, como algunos creen. Internet es el presente. Internet es la manera de comunicarse, de compartir información, entretenimiento y cultura que utilizan cientos de millones de personas. Internet es parte de nuestras vidas y la nueva ventana que nos abre la mente al mundo. A los internautas no les gusta que les llamen así. Ellos son CIUDADANOS, son sencillamente gente, son nuestro PUBLICO.

Ese público que hemos perdido, no va al cine porque está delante de una pantalla de ordenador. Quiero decir claramente que NO TENEMOS MIEDO a internet, porque internet es, precisamente, la SALVACION de nuestro cine.

Sólo ganaremos al futuro SI SOMOS NOSOTROS LOS QUE CAMBIAMOS, los que innovamos, adelantándonos con propuestas imaginativas, creativas, aportando un NUEVO MODELO DE MERCADO que tenga en cuenta a TODOS los implicados: Autores, productores, distribuidores, exhibidores, páginas web, servidores, y usuarios. Se necesita una crisis, un cambio, para poder avanzar hacia un nueva manera de entender el negocio del cine.

Tenemos que pensar en nuestros derechos, por supuesto, pero no olvidar NUNCA nuestras OBLIGACIONES. Tenemos una RESPONSABILIDAD MORAL para con el público. No se nos puede olvidar algo esencial: hacemos cine porque los ciudadanos NOS PERMITEN hacerlo, y les debemos respeto, y agradecimiento.

Las películas de las que hablamos esta noche son la prueba de que en este país nos dejamos la piel trabajando. Sin embargo, el mismo esfuerzo o mayor hicieron tantas otras películas que NO HAN LLEGADO a los sobres de las candidaturas. Ellos tambien se merecen estar aqui, porque han trabajado igual de duro que nosotros.

Quiero despedirme en mi última gala como presidente, recordando a todos los candidatos a los Goya TAN SÓLO una cosa: qué más da ganar o perder si podemos hacer cine, TRABAJAR en lo que más nos gusta. No hay nada mejor que sentirse LIBRE creando, y compartir esa alegría con los demás. Somos cineastas, contamos historias, creamos mundos para que el espectador viva en ellos. Somos más de 30.000 personas que tienen la inmensa suerte de vivir fabricando sueños. Tenemos que estar a la altura del PRIVILEGIO que la sociedad nos ofrece.

Yo creo, con toda humildad, que si queremos que nos respeten, hay que respetar primero.

Y Por último, me gustaría contarle algo al próximo Presidente de la academia, que ya me cae bien, sea quien sea: estos han sido los dos años más felices de mi vida. He conocido gente maravillosa de todos los sectores de la industria. He visto los problemas desde puntos de vista NUEVOS para mí, lo que me ha enriquecido y me ha hecho mejor de lo que era. He comprobado que trabajar para los demás es una experiencia extraordinaria por muy duro que resulte en un principio, y sobre todo: han pasado 25 años MUY BUENOS, pero nos quedan muchos más, y seguro que serán MEJORES.

Buenas noches.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/cultura/Discurso/integro/Alex/Iglesia/entrega/Goya/elpepucul/20110213elpepucul_9/Tes

Es complicado explicar lo tremendamente emocionada que me sentí cuando escuché el discurso de Alex de la Iglesia. No pensé que sería tan valiente de ponerse delante de tantísima gente y decirle de una forma alta y clara lo que pensaba. Hace falta más gente como Alex en este país. 

11 feb. 2011

1 Libro = 1 Euro

El Twitter echa humo. La Ley Sinde está haciendo correr ríos de tinta y provocando el posicionamiento y casi guerra encarnizada entre las diferentes posturas que ha provocado esta Ley. El último enfrentamiento ha conseguido que una legión de personas apoye la iniciativa de Juan Gómez-Jurado y el resultado de ello es la campaña 1 Libro = 1 Euro, pero vayamos un poco atrás en el tiempo para entender cómo hemos llegado a donde estamos.

Digamos que Juan Gómez-Jurado (que para más señas, es  periodista y escritor con tres novelas que han visto la luz en más países de los que conoce Bisbal) publicó un  artículo en ALT1040 sobre la piratería dejando las cosas bastante claras.  Y mira por donde le tuvo que pillar a Alejandro Sanz un pelín aburrido en su mansión de Miami porque su reacción fue desafiar a Gómez-Jurado con un "si tienes huevos, da tu libro gratis". Y el escritor los tuvo, y no sólo eso, sino que pidió a la gente que se descargara su novela, ya sabéis, nosotros, los piratas, ladrones, proxenetas...  y dieran una donación a Save the Children. Dicho y hecho, empezaron a llover las donaciones a la ONG.

Esto podía haber quedado en mera anécdota pero Gómez-Jurado ha dado un paso más creando la web 1 Libro = 1 Euro, que esperemos que crezca y se le unan otros escritores, mientras tanto ayudamos a los niños, nos leemos la historia de este escritor y callamos bocas, que también es muy gratificante.

Este blog como no podía ser de otra manera se une a la iniciativa colocándose el badge correspondiente y animando a que participéis todos los que paséis por aquí. 

10 feb. 2011

Premio Minotauro 2011

Ziénaga es un paraíso de cemento y neón, bajo un cielo invariablemente gris durante el día y anaranjado por la noche. Pero en los foros de los cazadores de antigüedades se habla de otro mundo fuera de los muros de la ciudad. Un mundo muy diferente al de las versiones oficiales, según las cuales un desierto inhóspito rodea las escasas zonas habitables del planeta. Sin embargo, las autoridades estatales se apresuran a sofocar estos rumores y los llamados «misticoides» son considerados rebeldes y castigados por el sistema. 
Un atardecer, a la hora entreluz, mientras se dirige con sus amigos al burdel de lujo más afamado de la metrópoli, Perseo Stone tomará una decisión. Y les confesará un plan insólito que hará tambalear su mundo. Montse de Paz, en la mejor tradición de la novela clásica de ciencia ficción, nos ofrece un relato sobre la pérdida de la inocencia y la búsqueda de la libertad.

Este año, en su octava edición, el premio Minotauro ha recaído en la escritora catalana Montse de Paz con una historia que el propio jurado ha considerado como “una historia de historias que fluye muy naturalmente, con gran ritmo” y usando “palabras precisas”. La sinopsis no puede ser más interesante, veremos con qué nos encontramos en marzo cuando publiquen Ediciones Minotauro  esta historia.

9 feb. 2011

El aliento de los Dioses


¿Cuántos libros has esperado con un ansia desmedida? Y de todos ellos, ¿de cuántos estabas seguro al 100% de que no te defraudaría su historia? Probablemente podrás contarlos con los dedos de una mano como me ocurre a mí, por eso cuando veo una historia nacida de la prodigiosa y peculiar imaginación de Brandon Sanderson sé que tengo que perderme por sus páginas y que el viaje merecerá mucho la pena. No me asalta ninguna duda cuando afirmo que estamos ante uno de los mejores escritores de literatura fantástica al que vimos su tremenda originalidad con su primera novela Elantris  y que confirmó con la trilogía Mistborn (Nacidos de la bruma).

En Enero de este año se publicaba en España Warbreaker (El aliento de los dioses), novela que vió la luz en Estados Unidos en el 2009 y que el autor además fue publicando bajo licencia Creative Commons por capítulos. Una vez más Sanderson ha dado una clase magistral de cómo contar una historia dentro del género fantástico alejándose de los tópicos establecidos en este tipo de literatura.

El aliento de los dioses nos traslada al profundo conflicto de dos reinos, Hallandren e Idris, tan diferentes en su forma de vivir, sus sociedades y sus religiones que prácticamente los únicos puntos de unión que tienen es el desprecio que sienten el uno por el otro y la posesión por cada persona de un "aliento", una especie de esencia que permite apreciar la realidad de una forma más rica, como si los colores fueran más evidentes. En Idris el aliento pertenece a la persona y es considerado como una herejía que se ceda a otra persona pero en Hallandren las cosas se ven de una manera muy distinta. Los alientos se pueden comprar y una persona puede acumular un buen número de ellos dentro de sí, apareciendo así las "elevaciones". Dependiendo del nivel se puede conseguir apreciar de una manera más nítida los colores, no envejecer o detectar a otros portadores de alientos, pero sin duda lo más espectacular son los "despertadores", personas capaces de animar objetos llenándolos de su aliento para que realicen distintas labores o incluso de levantar a los muertos, los llamados "sin vida", que pueden llegar a formar un terrible ejército. 

Pero los "sin vida" no son los únicos que han vuelto de la muerte. En la cúspide de la religión en Hallandren nos encontramos a  los llamados "retornados", personas que volvieron a la vida después de hacer un acto heróico convertidos en divinidades que pasarán su nueva existencia entre el más absoluto lujo, y por encima de todos ellos el rey-dios, un ser de enorme poder.

La historia arranca cuando el rey de Idris manda a su hija Siri a Hallandren para casarse con el rey-dios y así cumplir el tratado que se supone que evitaría la guerra entre los dos reinos. La hermana de Siri, Vivenna,  no duda en marchar tras su hermana, enredándose en una trama de intrigas y sabotajes. Sin embargo nada es lo que parece en Hallandren, las conjuras están a la orden del día y los secretos parecen cubrirlo todo.

Y así comienza la trama de El aliento de los dioses, con un mundo con sus propias reglas en cuanto a magia se refiere y en el que nos llevaremos alguna que otra sorpresa según vaya avanzando la historia, sorpresas muy del estilo de Sanderson, por lo que quien haya leído los libros anteriores sacará paralelismos inevitablemente. Igualmente y como hemos visto anteriormente en su obra nos encontramos una novela donde la historia recae sobre los hombros de una buena colección de personajes, muy dispares entre ellos, que crecerán según las circunstancias. Sanderson siempre se ha mostrado muy contrario a los personajes clásicos del género, del estilo Tolkien, que siguen unas etapas marcadas hasta conseguir su meta. Él les da motivaciones propias que cambian con las circunstancias. Se equivocan, intentan solucionar sus errores, cambian su manera de ver las cosas, sus aspiraciones. En definitiva, sus personajes maduran.  Su historia tampoco se limita a un conflicto entre dos reinos, dentro de sus páginas hay un mensaje de comprensión, de respeto, de superar el desprecio para conocer al que tenemos al lado que no podemos dejar de lado. 

En definitiva otra gran historia de este joven escritor, que nos absorberá mientras nos muestra otro mundo lleno de fantasía distinta y nos dejará con ganas de más, y ahí está la buena noticia: El aliento de los dioses es una novela autoconclusiva pero deja la puerta abierta para continuar la saga. 

8 feb. 2011

Un doodle dedicado a Julio Verne

Tal día como hoy, un 8 de febrero pero de 1828 llegaba al mundo el escritor que más viajes fantásticos nos ha regalado. Este escritor francés es el segundo autor más traducido después de la dama del crimen, Agatha Christie, y es considerado como uno de los padres de la ciencia ficción. Soñó con naves espaciales, con submarinos que encontraban a terribles criaturas en el fondo marino y con viajes que daban la vuelta al mundo y  como sus sueños se le quedaron cortos nos permitió a sus lectores soñar con lugares inexplorados, con barreras que desaparecen, llegando tan lejos como nos permita nuestra imaginación.
Google se vestía de gala hoy con un doodle espectacular en honor del gran escritor, compañero de infancia, de juventud y de madurez porque para muchos lectores Verne es un viejo amigo, un compañero de viaje.

1 feb. 2011

Grandes fragmentos XII

- Ningún precio vale un alma. Tú...
- ¡Deja de juzgarme! Que los fantasmas de Kalad te lleven, mujer. ¡Me siento orgullosa de haber vendido mi aliento! Una parte de mí vive dentro del rey-dios. Gracias a mí, él continúa viviendo. Soy parte de este reino de un modo que muy pocos comparten.
Joyas sacudió la cabeza y se dio media vuelta.
- Por eso nos molestáis tanto los idrianos. Tan altivos, tan seguros de que todo lo hacéis bien. Si tu dios te pidiera que le dieras tu aliento, o incluso el aliento de tu hijo, ¿no lo harías? Vosotros entregáis a vuestros hijos para que se conviertan en monjes, obligándolos a una vida de servidumbre, ¿no es así? Eso se considera un signo de fe. Sin embargo, cuando nosotros hacemos algo para servir a nuestros dioses, nos miráis con mala cara y nos llamáis blasfemos.
Vivenna abrió la boca, pero no fue capaz de encontrar ninguna respuesta. Enviar a los niños a convertirse en monjes era diferente.
- Nosotros nos sacrificamos por nuestros dioses -continuó Joyas, todavía mirando por la venta-. Pero eso no significa que nos exploten. Mi familia fue bendecida por lo que hicimos. No sólo hubo dinero suficiente para comprar comida, sino que mi padre se recuperó y unos años después pudo volver a abrir el negocio. Mis hermanos todavía lo dirigen. No tienes por qué creer en mis milagros. Puedes llamarlos accidentes o coincidencias, si quieres. Pero no te apiades de mí por mi fe. Y no presumas de ser mejor, sólo porque crees en algo diferente.

El aliento de los diosesBrandon Sanderson. Ediciones B