18 ene. 2011

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey


La sociedad literaria y el pastel de piel de  patata de Guernsey es una de esas joyas literarias que te encuentras en el camino prácticamente de casualidad y se quedan contigo el resto de tu vida. El libro más bonito que leí el año pasado, y eso que “bonito” es un término que no me gusta utilizar cuando hablo de literatura, pero éste lo es, y mucho. 

Una novela escrita por Mary Ann Schaffer de estilo epistolar que nos traslada al final de la II Guerra Mundial. En Londres la joven escritora Juliet Ashton está buscando una historia que contar en su próxima novela y por cosas del destino un libro que le pertenecía ha acabado en las manos de Dawsey, quien decide ponerse en contacto con la escritora por carta, abriéndola un mundo tan especial que seduce a Juliet hasta el punto que será la historia que cuente en su libro.

Dawsey vive en la isla de Guernsey que fue ocupada por los alemanes durante la II Guerra Mundial. Es un panorama tan desolador Dawsey  junto a otros vecinos decidieron formar “La sociedad literaria y el pastel de pie de patata de Guernsey” como una forma de superar la difícil situación a través de las reuniones periódicas que giran en torno a la lectura y a un pastel de piel de patata. Sus lecturas, sus vivencias personales y sus anécdotas de la ocupación escritas en una serie de cartas serán el material que más tarde constituirá el libro de Juliet y que marcará su propia vida, ya que acabará mudándose a Guernsey y formando lazos de amor y amistad con los componentes de la sociedad literaria.

La sociedad literaria…“ es una novela de personajes de una increíble riqueza y personalidad que se va plasmando en cada carta que escriben. Cada uno con sus excentricidades, sus miedos y deseos, sus vivencias en algunos casos muy duras por causa de la guerra. El hambre y la miseria se instalaron en sus vidas y ahora que vuelven a ser libres es la hora de hablar de ello, de enfrentarse a sus recuerdos y superarlos y Juliet es la que canalizará todas esas emociones, sintiéndolas como propias. Pero no hay que considerar a este libro como un reflejo de los horrores de la guerra, sino como un reflejo de la supervivencia, de anécdotas que forman parte de un pasado que se ha superado y de cómo se mira con optimismo al futuro.Igualmente “La sociedad literaria….” es una historia humana, de relaciones entre personas, de amistad y de amor en definitiva. De aquellos que han superado juntos un pasaje oscuro en sus vidas, de nuevas amistades como la de Juliet con Elisabeth Kane, la increíble y fuerte mujer que fundó la sociedad y que marcará profundamente a Juliet, y de amores que surgen y que maduran por improbables que parezcan. Todo ello aderezado con multitud de referencias a la literatura, desde los grandes clásicos hasta reflexiones sobre la acción de leer y qué buscamos en ella.

Tal vez lo mejor de leer La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey sea la sensación de que has leído un libro muy hermoso lleno de humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.