6 oct. 2010

El club Dumas

Soy la persona menos indicada para hacer una crítica a Pérez-Reverte. He perdido toda la objetividad. Lo reconozco, adoro a este hombre. Así que si sumamos mi amor por este escritor a que ésta es mi novela favorita de él... este comentario va a quedar de un empalagoso inaguantable. Mis más sinceras disculpas.

Para empezar, Lucas Corso es uno de mis personajes favoritos. Este mercenario buscador de tesoros encerrados en viejas obras me fascina. Su desdén hacia todo lo que le rodea, sus aires de viejo lobo dispuesto a hacer cualquier cosa, hacen de él un personaje con una increíble personalidad.Los secundarios tampoco se quedan atrás y son capaces de hacer sombra al protagonista, desde la misteriosa compañera de Corso que tanto tiene que contarnos hasta los hermanos Ceniza, pasando por la misteriosa e inteligente Liana Taillefer, que tanto nos recordará a Milady, y no gratuitamente: la figura de Dumas está muy presente en este libro, tanto que el protagonista tendrá como una de sus misiones autentificar un presunto capítulo de "Los tres mosqueteros". Sin embargo, será otra de sus misiones la que más nos metan en la trama: al igual que tiene que autentificar ese capítulos de "Los tres mosqueteros", también debe de hacerlo con un libro supuestamente inspirado por el demonio, el “Decomelanicon”.Crímenes, misterios ocultos bajo la capa de polvo que producen el paso de los siglos, libros poderosos, compañeros de viaje incompresibles, giros de trama, hacen de esta novela algo digno de tener en la estantería. Nadie dijo que ser bibliófilo fuera algo sencillo.

P.D: No tener en cuenta a la película, precisamente porque está basada, no que el libro fuera adaptado al cine. Una lástima. Deep encarnaba como nadie a Corso.

4 comentarios:

  1. Después de El sol de Breda, mi novela favorita de Pérez-Reverte. Me han entrado ganas de releerla y tendré que hacerlo ya que la leí antes que Los Tres Mosqueteros ^^

    ResponderEliminar
  2. Yo también me he releído esta novela ya un par de veces, al igual que "La tabla de Flandes" y alguno de Alatriste. Son auténticas joyas.

    ¿Qué tal la colección de El País?

    ResponderEliminar
  3. Tengo que decir que yo un incondicional de la novela historia de este hombre, me encanta como impregna todas sus novelas de los que pudo ser y no llego a ser, pero he de reconocer que esta novela junto con la tabla de Flandes me ha encantado. Y seguramente ha llegado el momento de retomarla de la estantería otra vez…

    ResponderEliminar
  4. Ya sabes donde está, en la estantería del salón ^^

    Ya lo hemos comentado más de una vez. Aunque la novela histórica pesa más en la bibliografía de Pérez-Reverte, sería un error dejar de lado estas novelas que cuentan historias apasionantes.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.