9 ago. 2010

La literatura y las demás artes

Actualmente concebimos a las artes como independientes, sin embargo esto no siempre ha sido así siendo precisamente la literatura la que más se ha relacionado con las demás artes. Desde los tiempos más remotos nos llegan las palabras de Simónides de Ceos:
La poesía como un pintura que habla y la pintura como una poesía que calla
Estableciéndose así un paralelismo entre el pintor y el poeta, relación que se ha mostrado a lo largo del tiempo y por la que podemos encontrar ejemplos en los que la literatura se ha explicado mediante la pintura y ejemplos en lo que sucede lo contrario, donde es la pintura la que ha sido explicada mediante la literatura.

Un ejemplo del primer caso es la relación entre el poeta Arthur Rimbaud y su poema Mystique y el pintor Gaugin y su cuadro Visión después de un sermón: Jacob luchando con el Ángel.

Sur la pente du talus, les anges tournent leurs rob
es de laine, dans les herbages d'acier et d'émeraude.
Des prés de flamme bondissent jusqu'au sommet du mamelon. A gauche, le terreau de l'arête est piétiné par tous les homicides et toutes les batailles, et tous les bruits désastreux filent leur courbe. Derrière l'arête de droite, la ligne des orients, des progrès.
Et, tandis que la bande, en haut du tableau, est formée de la rumeur tournante et bondissante des conques des mers et des nuits humaines,
La douceur fleurie des étoiles, et du ciel, et du reste descend en face du talus, comme un panier, contre notre face, et fait l'abîme fleurant et bleu là-dessous.

En la pendiente del terraplén, los ángeles cambian sus túnicas de lana en los pastos de acero y de esmeralda.
Prados de llamas saltan hasta la cima del Mamelón. A la izquierda, la tierra del borde está pisoteada por todos los homicidios y todas las batallas, y todos los ruidos desastrosos siguen su curva. Detrás del borde de la derecha, la línea de los orientes, de los progresos.
Y, mientras, la franja superior del tablero está formada por el rumor giratorio y saltante de las caracolas marinas y de las noches humanas.
La dulzura florida de las estrellas y del cielo y de todo lo demás desciende ante el terraplén, como una cesta -contra nuestro rostro-, y forma el abismo fragante y azul allá abajo.

El otro ejemplo lo encontramos en la figura de Émile Verhaeren, escritor belga que se asoció con los simbolistas y se unió muy especialmente con Vincent van Gogh hasta tal punto que la obra del pintor, donde el color muestra emociones, se entiende mejor.

Fuentes: Teoría de la Literatura. José Domínguez Caparrós
Poema Rimbaud y su correspondiente traducción sacados del blog: http://poemasenfrances.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.