28 ene. 2010

El hombre lobo

Para Febrero está anunciada esta esperadísima película que revisa el clásico de Universal. En The Wolfman (El hombre lobo) un tremendo Benicio del Toro encarna a Lawrence Talbot, un noble que vuelve a las tierras familiares cuando su hermano desaparece. En su investigación descubrirá que existen terribles criaturas que arrasan a su paso.... y que hay leyendas que hablan de hombres que se transforman en bestias todas las lunas llenas.

Reparto de lujo con Benicio Del Toro, Anthony Hopkins, Emily Blunt y Hugo Weaving para lo se espera que sea una gran película que retorne el clásico del hombre lobo. Espectaculares las  transformaciones que nos muestran los trailers y que recuerdan a las ya clásicas "Aullidos" o "Un hombre lobo americano en París/Londres.

25 ene. 2010

Esencia oscura


Brian Duffy es un viejo veterano de guerra irlandés que lleva prácticamente toda su vida luchando contra los turcos, sin embargo lo que puede parecer un encuentro ocasional guiará sus pasos a un destino un tanto diferente como guardián de una vieja cervecería en Viena, productora de la famosa cerveza Herzwesten desde tiempos inmemorables, y lo que a priori parece una misión sencilla acabará en toda una odisea cuando las tropas de Solimán el magnífico asedien Viena.


Éste es el hecho histórico que sirve de base para esta historia de Tim Powers en la que el asedio turco a Viena en 1529 se mezcla con magia, criaturas fantásticas y protagonistas de viejas y conocidas leyendas. Un cóctel espléndido en el que las descripciones de las batallas son especialmente buenas con toques de humor geniales y la cerveza toma un papel protagonista, rivalizando con el propio Duffy, el curtido militar a quien se el escapa su propio destino y acepta todo lo que pasa como buenamente puede, por muy increíble que parezca.

“Esencia oscura” es un libro lleno de sorpresas inesperadas, con giros argumentales que nos llevarán a donde quiera el autor.


22 ene. 2010

Grandes fragmentos II

- En el velatorio de mi padre. Calla y atiende. Mi padre se suicidó, y el cura dijo que los antepasados de todo el mundo quedarían deshonrados si lo enterraban en suelo sagrado. No importaba demasiado: no creo que el viejo lo hubiera querido de todas formas. Así que un puñado de amigos llevó el cadáver a un antiguo cementerio pagano a unas leguas de la ciudad. - Tomó otro sorbo de cerveza y continuó su relato -: Allí había una casita, con una mesa, así que cavaron una tumba delante, sacaron las botellas y tendieron el cadáver sobre la mesa. Pero era jorobado, como ya he dicho, y no se quedaba tendido recto. Tampoco podían celebrar el velatorio con él boca abajo: mala suerte y cosas así, de modo que buscaron una cuerda, la pasaron por encima del pecho de mi padre y la ataron por debajo de la mesa con tanta fuerza que lograron mantenerlo recto. Con el invitado de honor adecuadamente reclinado, empezaron a beber. Al anochecer apareció un montón de gente; todos lloraban y cantaban, y a uno de ellos le dio por abrazarse al cadáver... y entonces advirtió la cuerda tensa.
- Oh,oh.
- Eso es. Nadie miraba, así que sacó el cuchillo y cortó la cuerda. El cadáver, con toda la tensión liberada de golpe, salió catapultado por la venta. Los asistentes se llevaron un susto de muerte hasta que el del cuchillo explicó lo que había hecho. Salieron a recoger el cuerpo y vieron que había aterrizado a pocos pies de la tumba que habían abierto. Lo arrastraron de nuevo al interior, lo ataron, movieron un poco la mesa, hiceron apuestas y cortaron otra vez la cuerda. Boing. Allá fue. Al cuarto lanzamiento cayó en la tumba, la taparon  y se fueron a casa.
- ¡Por los clavos de Cristo! - exclamó Duffy -. Creo que tu primo estaba mintiendo.
- Tal vez. Pero yo quiero que me quemen. 


Esencia Oscura. Tim Powers.

20 ene. 2010


En Mayo de 1891 el reconocido detective Sherlock Holmes muere en las cataratas Reichenback arrastrando con él a su archienemigo, el Doctor Moriarty. Watson, cronista de los casos de Holmes, afronta la pérdida de su amigo escribiendo un relato con lo que deduce que pudo ocurrir en esos últimos días de la vida del detective, sin embargo, la ficción que él mismo relata no se acerca ni por asomo a la realidad, viéndose sumergido en una trama que comienza con Mycroft Holmes, hermano de Sherlock, quien le descubre el terrible estado en que se encontraba el detective, degradado por el consumo de cocaína hasta el límite de no distinguir la realidad de sus alucinaciones. Watson se resiste a creer que la brillante mente de Holmes llegara a esos extremos y comienza un viaje en busca del pasado más íntimo del detective: su familia.


Son muchas las historias que han querido rellenar el vacío que provocó Conan Doyle cuando decidió matar a su criatura hasta que, y recordemos que por la presión de los múltiples fans, revivió al detective. Este cómic forma parte de esas historias y en él Brunschwin y Cécil han conseguido una trama absorbente en la que el lector se une sin duda a Watson en la búsqueda del pasado de Holmes, detrás de una verdad que cada vez parece más complicada. El dibujo, cargado de detalles, ilustra a la perfección la historia, y consigue una gran expresividad en los personajes. En definitiva, una obra muy completa.

13 ene. 2010

Reincarnation

Ghost in the shell es una obra maestra desde el primer minuto en el que comienza. Si no fuera así, no nos hubiéramos encontrado con esto:




Escalofríos recorren mi espalda cada vez que la escucho. Cada vez me parece más hermosa.

10 ene. 2010

Premio Nadal 2010

Este año el premio Nadal ha recaído en el thriller psicológico de la escritora Clara Sánchez "Lo que esconde tu nombre". Una novela crítica contra aquellos nazis que vivieron una dulce vida sin ningún tipo de remordimiento, y lo que es peor, sin pagar por los crímenes que cometieron.

Ésta es la historia de un matrimonio alemán miembro de las SS que disfruta de un placentero retiro en la Costa del Sol. Sin embargo un superviviente del campo de exterminio de Mathausen, en el que participaban en su gestión, pondrá punto y final a este retiro idílico.

Una obra valiente, que pone sobre la mesa un tema que no está cerrado y que me llama mucho la atención.Otro que se une a la pila de lecturas pendientes.

8 ene. 2010

Guerra Mundial Z


Guerra Mundial Z: Una historia oral de la guerra zombi es el segundo libro de Max Brooks (hijo del genial cineasta Mel Brooks) y que continúa la temática que inició con su guía de supervivencia zombi, llevándola un poco más lejos. Esta vez un conjunto de entrevistas nos describirán un mundo donde la raza humana está al borde de la extinción debido a una epidemia de muertos vivientes al más puro estilo del cineasta Romero. Cada país, cada ciudadano y cada militar lucharán no sólo por su supervivencia, sino por aquello que les define, por sus ideales y su forma de vivir.

Guerra Mundial Z es una sucesión de personajes en los que no vamos a profundizar, pero lo que sí nos encontraremos es una sucesión de anécdotas que harán que nos hundamos hasta el cuello en la historia de la terrible guerra y es motivo de elogio ver hasta dónde llega Brooks describiendo sistemas económicos y políticos consecuentes con los actuales. La situación que describe parte de una situación completamente irreal para llegar a una realidad muy bien estructura y que se puede asimilar como perfectamente real, demostrando que un libro de terror puede tener un buen trabajo de documentación detrás.

La buena noticia es que la historia va a saltar de las páginas del libro para llegar a la gran pantalla. Brad Pitt y su productora junto a Paramount Pictures están detrás del proyecto.
Sólo me queda reconocer que estoy detrás de una camiseta con la leyenda "Yo sobreviví a Yonkers"

4 ene. 2010

Despedida de un 2009

Ha pasado algo más de un año de esta entrada
http://theironsoul.blogspot.com/2008_12_01_archive.html
la cual resumía muchas horas de lectura. Hoy, 04 de enero de este 2010 que acaba de nacer, otra entrada actualizará a la anterior. Esta vez el reto de los 50 libros se ha quedado corto y me he plantado en la sugerente cifra de 69. No sabría decir si son muchos o pocos, sólo que he disfrutado del camino. Reencuentros con viejos conocidos y nuevos nombres en las estanterías. Unos que con descaro se han unido a lo que empieza a ser una legión de escritores favoritos, otros que…. casi los dejamos para otra ocasión. Cartas sobre la mesa y empecemos a hablar con nombres y apellidos.

Renuevo mis votos con Auster y Cormac McCarthy, y digo votos porque esto ya está tomando matices de religión. Fascinantes en sus historias, en sus personajes, en sus formas de escribir. No importa que Auster montara una historia en “El palacio de la Luna” sobre tal cantidad de coincidencias que atenta contra toda ley probabilística. Simplemente te dejas transportar a la realidad que él quiera ofrecerte. Y si hablamos de religiones no puedo dejar de mencionar a George R.R. Martin. Me da igual que me lleve a un barco lleno de vampiros que navega por el Missisipi o a un planeta recóndito perdido en sepa dios qué galaxia. Sus historias siempre están marcadas por la genialidad y tienen la facultad de absorberte. Eso sí, como una adicta a la peor droga, empiezo a necesitar otra dosis de “Canción de hielo y fuego”. El próximo sale en el 2010, sólo queda confiar en el trabajo del traductor.

Estoy profundamente arrepentida de haberme acercado al género de la Ciencia Ficción tan tarde. En mi afán de recuperar el tiempo perdido me he encontrado con los grandes: Ray Bradbury, Philip K. Dick, Tim Powers y muy especialmente con Dan Simmons. Hyperion se ha quedado almacenado en mi mente impregnándolo todo y esto no ha hecho más que empezar, que todavía me queda mucho por leer. Lo malo, el chasco enorme con Sawyer y “Recuerdos del futuro”. Pensar que si la serie es buena la novela tiene que ser mejor fue un error. No voy a decir que grave, pero si tremendamente aburrido y lo más absurdo que he leído este año.

Y cómo no mencionar a la trilogía de best seller’s por excelencia de este año: Millennium. Esos libros de títulos peculiares que llenaban vagones enteros de cercanías y que probablemente serán de los más regalados en estas fechas. Pues sí, yo era parte de esa muchedumbre que no era capaz de soltarlo y que sacrificó horas de sueño mientras se hacía la promesa de “acabo este capítulo y me duermo”. No voy a entrar en el cielo de los culturetas en la vida reconociendo esto, pero qué le vamos a hacer si me encantaron.
Y si hablamos de los más leídos tenemos que acabar forzosamente en la saga Crepúsculo y S. Meyer. Creo que no criticaba a nadie tanto desde el cuarto libro de las “Crónicas vampíricas” de Anne Rice. Más o menos he “aceptado” el destrozo en la mitología vampírica, pero no se me va de la cabeza su forma de escribir. Es como cuando comienzas a estudiar un idioma y en el primer examen tienes que escribir una redacción sobre un tema con tu vocabulario de cien palabras (y creo que soy muy generosa con la cifra). A partir de la décima vez que lees que Edward es hermoso notas cómo empiezas a generar instintos asesinos. Pero reconozco que a raíz de leer multitud de críticas en distintos foros la señora Meyer se ha ganado mi simpatía. No tiene precio leer los comentarios airados en un hilo que empezaba con la queja de un chico cuya novia le dijo que por qué no se parecía a los chicos de la saga. Encabronar a tanta gente debe ser un don y yo lo admiro.

Satisfacción total con los autores españoles. Tocó a su fin la trilogía de “La puerta oscura” de David Lozano consiguiendo una buena historia. Negrete es un maestro indiscutible, sólo él podía tomar la mitología griega y darle esos aires nuevos y mención muy especial para un joven escritor que llegará muy lejos: José Miguel Vilar-Bou y como espero que lea esto, le hago prácticamente responsable de un nuevo TOC que estoy desarrollando: desde que anunció su nuevo libro entro todos los días en cyberdark con la esperanza de que esté ya a la venta. Qué ganas de tenerlo entre mis manos y devorarlo. El mejor descubrimiento del año con diferencia.

Un año marcado también por el master de literatura y teatro en el que me matriculé que está haciendo que me vuelva a encontrar con nuestros grandes clásicos. Me volví a reír con “El Lazarrillo de Tormes” al igual que me volví a enamorar de los versos de Calderón de la Barca en “La vida es sueño”. En el 2010 seguiré perdiéndome entre las palabras de nuestros grandes.

Y por último y no por ello menos importante, apoyo incondicional al cómic tanto de autores extranjeros como nacionales. Ha sido el año en que comprendí por qué Watchmen está considerado una obra maestra y en el que he conocido varias facetas de Paco Roca: desde el surrealismo de “Las calles de arena” al cómic social de “Arrugas”, pasando por la aventura de “Hijos de la Alhambra”.

Queda mucho camino por delante, mucho por leer y por descubrir. Empecemos el 2010 con ganas.


Lista completa: