9 dic. 2009

La vuelta al mundo en ochenta días

Indiscutiblemente, el libro de viajes que a la mayoría nos acompaña desde que somos niños. Somos muchos los que soñamos con dar la vuelta al mundo con el estereotipado inglés Phileas Fogg y su mayordomo Picaporte. Al igual que somos muchos los que crecimos con los dibujos en los que Phileas pasa a llamarse Willy y tiene forma de león y Picaporte es Rigodon, un mapache de característico acento francés. Y no nos olvidemos de Tiko, andaluz de pura cepa.

Momento nostálgico aparte, si hay un maestro indiscutible escribiendo aventuras es Julio Verne, que bajo un comienzo sencillo, como es el de una apuesta entre caballeros de un selecto club, nos hace descubrir cómo avanzó el hombre en la conquista del planeta, explorando lugares a los que nunca había llegado antes y creando para ello maquinaria que le permita moverse sin límites.

Una curiosidad de la historia es el hecho de que Verne se basó en un folleto de una agencia turística que demostraba que sólo eran necesarios unos tres meses para dar la vuelta al mundo. Si buscamos un poco por Internet, podemos encontrar lo que decía justamente este folleto:

"Gracias a la horadación del istmo de Suez es posible ahora, partiendo de Paris, dar la vuelta al mundo en menos de tres meses. El servicio para este viaje circular no ha de tardar en ser organizado. He aquí el itinerario, cuya duración podría ser incluso más breve:

De París a Port-Said, cabecera del canal de Suez, por ferrocarril y barco de vapor, 6 días.De Port- Said a Bombay, por barco de vapor,14 días.De Bombay a Calcuta, por tren, 3 días.De Calcuta a Hong-Kong, por barco de vapor, 12 días.De Hong-Kong a Yedo, por barco de vapor, 6 días.De Yedo a las islas Sandwich, por barco de vapor, 7 días.De San Francisco a Nueva York, por el ferrocarril del Pacífico, ya acabado, 7 días.De Nueva York a París, por barco de vapor y por tren, 11 días.Total: 80 días."

Se cambia París por Londres y ya tenemos nuestra vuelta al mundo con Willy Fogg, no, perdón, con Philias Fogg.Un libro imprescindible de lectura agradable, de los que hace soñar.

Fuente del artículo de la Agencia:http://www.realidadliteral.net/4paginaI-7.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.