16 dic. 2009

La tumba de Victor Noir


En el cementerio Père Lachaise de París podemos encontrar la que tal vez sea la tumba más sobada del mundo. El propietario, quien hasta el momento no se ha pronunciado sobre tal peregrinación para tocarle, es Victor Noir, escritor y periodista del diario La Marseillaise. El carácter antibonapartista de dicho diario no le trajo buena suerte a Noir, quien falleció al intentar mediar en una disputa entre el redactor jefe y un primo de Napoleón III, el que precisamente acabó con su vida.

En un principio fue sepultado en el cementerio de Neuilly pero se le trasladó al de Père Lachaise dedicándole una tumba de honor creada por el escultor Amédée-Jules Dalou, quien en un arrebato de creatividad representó al periodista tal y como murió: tumbado boca arriba y con aquello que provoca oleadas de visitantes: una poderosa erección bajo el pantalón. Y si la cosa es llamativa y además le sumamos la leyenda de que asegura la fertilidad ya tenemos todos los ingredientes para que la estatua esté como está: ¡con brillo en la zona de la bragueta de tanto sobo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.