28 ago. 2009

El perro de los Baskerville

Cualquier lector se va haciendo a lo largo de su vida una especie de Olimpo donde conviven sus personajes favoritos. Entre los míos se encuentra sin ninguna duda Holmes desde hace mucho tiempo, y si tengo que elegir entre todas las novelas que protagoniza me quedo con "El sabueso de los Baskerville".

La mezcla del método deductivo de nuestro adicto a la cocaína con esas trazas de terror representadas por la leyenda del perro fantasma convierten a esta novela en la mejor del detective desde mi punto de vista. Conan Doyle gustaba de lo paranormal y era muy aficionado a las historias de ultratumba por lo que se dice que esta historia está basada en un mito local que el escritor conoció en mitad de unas vacaciones con un periodista llamado Robinson. Tanto gustó la leyenda a nuestro escritor que decidió escribirla junto al periodista, sin embargo cuando Conan Doyle decidió que el misterio fuera resuelto por su conocido personaje dio de lado a Robinson y rompió todo lo acordado.

"El perro de los Baskerville" es una suma perfecta de elementos que hacen de ella una gran historia. Tenemos un punto de partida magnífico: un perro que representa la maldición de una noble familia; el mejor enclave que se podía presentar: un páramo donde escucharse los aullidos que desgarran la noche. Contamos con un narrador de excepción, Watson, y una colección nada despreciable de secundarios que arropan magníficamente a los personajes principales. Las pistas se presentan al ritmo adecuado para que Holmes nos deslumbre con su ingenio al resolver el misterio.
Todo esto sólo nos podía llevar a un gran final de una obra imprescindible para aquellos a los que les guste las novelas de detectives.

24 ago. 2009

Welcome, Mr. Papyre

Hace apenas un par de horas he materializado una idea que me llevaba un tiempo rondando por la cabeza: ¡por fin me he comprado un lector de ebooks! En concreto soy la feliz propietaria de un Papyre 6.1, aparatito que me llamó mucho la atención la primera vez que lo vi por Internet y que me acabó de enamorar cuando un colega me enseñó el suyo.

Me he llevado muy buena impresión nada más abrir la caja. El lector, que he elegido de color blanco pero también lo tenían en negro y rosa, viene ya introducido en una funda del mismo color. Es muy ligero y cómodo de coger, ni más ni menos que como un libro. Dentro tiene una tarjeta SD de 2GB con una colección de mil libros (no os podéis ni imaginar lo que hay ahí metido), una Pinacoteca con imágenes de Escher, una Discoteca con música ambiental (suena muy bien) y una Hemeroteca con enlaces a El País, El Mundo, ABC, etc.
El pack incluye otra funda de color negro, unos cascos, una cinta para la muñeca, un lector de tarjetas SD, un cable para el puerto USB y un adaptador para cargarlo directamente de la red eléctrica.
Ya he descargado un libro de Internet y ha sido muy fácil y rápido. Simplemente descomprimir el archivo bajado y copiar-pegar a la tarjeta SD, no más de 2 minutos.

Evidentemente lo he probado. He leído un cuento de Edgar Allan Poe y todo lo que dicen de la tinta electrónica es cierto. No me ha cansado la vista, es muy nítido y me ha resultado muy cómodo su tamaño y peso. Para que os hagáis una idea lo he comparado con el tercer tocho de Millennium.

En resumen: estoy encantada ya que ha cubierto de sobra mis espectativas. Es un capricho caro, son 299 euros en El Corte Inglés/Hipercor, pero que un lector empedernido amortizará rápidamente.

Lo único malo que se le puede encontrar es que entra en colisión con el lado coleccionista del lector que es lo que me ha pasado a mí. No sólo es que me guste leer, es que me gusta el libro como objeto en sí pero las circunstancias también han hecho que necesite este lector. Comparto una habitación no precisamente grande con una biblioteca de unos 400 ejemplares y tal y como están las cosas dudo que me mude a un palacete, así que sean bienvenidas las nuevas tecnologías.




23 ago. 2009

Un paso más para la animación

Hace ya un tiempo que llegó a los cines Beowulf, película en la que pudimos ver de lo que era capaz la animación 3D. Ahora se ha dado un paso más en animación facial y los resultados son espectaculares.


Hay que fijarse en la cara de la chica, generada completamente por ordenador. Sorprendente, ¿verdad?

17 ago. 2009

Los navegantes

La primera novela de José Miguel Vilar cayó en mis manos tras "Alarido de Dios" y no hizo más que confirmarme que este autor es muy especial. Hasta me atrevería a decir lo de único en su especie ya que Vilar tiene un don para utilizar el género fantástico y mostrar con él la cruda realidad de la guerra a la que desnuda de cualquier ideal romántico. En "Los navegantes" no encontraremos héroes dispuestos a morir por el más alto de los ideales, ni líderes dispuestos a todo por defender a su pueblo. De hecho tendremos reyes que ni siquiera respetan a aquellos a los que mandan a luchar, enviándolos al matadero mientras se guardan las espaldas y comen como cerdos y tendremos soldados que nunca están lo suficientemente borrachos para enfrentarse a lo que les viene encima.

Esta es la historia de una maquinaria bélica perfectamente engrasada, el imperio trinisanto, liderado por un cretino que no duda en pisotear lo que se le ponga por delante, conquistando pueblos y ciudades en un intento de disimular sus propias carencias. También es la historia de una hermosa y emblemática ciudad abandonada a su suerte que sólo encontrará defensa en las manos del pueblo llano, el mismo que hasta hace unos días cambiaba pañales, servía cerveza y metía martillazos en un taller. Y no, no es una lucha de buenos contra malos, Vilar no escribiría alto tan manoseado cuando puede dar otra vuelta de tuerca y presentarnos personajes a los que sus propios actos definen y no el bando al que pertenecen; cuando nos puede dar a Akkón, un expresidiario utilizado como carne de cañón y a Amin, quien precisamente hace lo menos heroico que se puede ver en un campo de batalla aunque tal vez lo más inteligente visto el percal.

En fin, por segunda vez tenemos una magnífica obra entre las manos del mismo autor, capaz de tomarse todas las licencias que quiere y en la que no sobra nada, ni cocodrilos, ni escritores en catacumbas ni prólogos en los que cada uno nos transformamos en juez.

Es que hasta la guía de personajes es buena.

9 ago. 2009

Castillo de Ponferrada

Como no podía ser de otra manera y fieles a nuestra cita, el primer fin de semana de Agosto lo pasamos en tierras leonesas. Empezábamos a tener sed de castillos así que aprovechamos la cercanía de Ponferrada para visitar su magnífico castillo templario, tan bien conservado que puedes dedicar un buen rato a subir torres, murallas y recorrer su enorme patio central.
Es una visita que merece mucho la pena en la que hay que dejar volar la imaginación y que ésta llene cada lugar que recorremos con caballeros defendiendo el castillo. Por cierto, los domingos la visita es gratuita.


Más información

5 ago. 2009

La reina en el palacio de las corrientes de aire

Decían en Matrix que todo principio tiene su final y en Millennium ya nos han servido el último punto. La mezcla de novela negra con historias de espías que ha seducido a una cantidad ingente de lectores llega a su fin manteniendo tanto la peculiaridad de su título como lo adictivo de la trama. El propio Larsson afirmaba que todos sus libros eran autoconclusivos pero todos sabíamos que nos quedaba una traca final que cerrase la trilogía, como así ha sido.

Más de 800 páginas que pasan volando con la lucha encarnizada entre “la Sección” y los defensores de Salander en particular de los derechos constitucionales en general. Las investigaciones policiaca y periodística acaparan la trama y demuestran que esta partida se gana más con astucia que con fuerza
y como en un ajedrez de lujo tenemos una grandiosa colección de piezas con personajes femeninos excepcionales en un homenaje a las eternas olvidadas, esas mujeres soldado que demostraron su valía en un campo de batalla a las que transforma Larsson en abogadas, periodistas o policías de cuerpos cultivados con muchas horas de ejercicio.

Mikel sigue sin convencerme pero Salander se reafirma como una antiheroína dispuesta a patear al Sistema y a todo lo que se le ponga por delante, confirmando que es un personaje que merece un hueco entre los grandes, tan fiel a sus creencias, tan diferente a lo que la rodea.

Larsson escribió con calidad, demostrando que dos géneros a menudo despreciados pueden encerrar una crítica contundente, ya sea el maltrato contra las mujeres o las actuaciones ilegales bajo constituciones y democracias.

Dos sensaciones me vinieron cuando finalicé el libro: una de que se había cerrado el círculo y otra de vacío. Creo que es de los mejores best seller que han caído en mis manos.