16 abr. 2009

Ender. El comienzo de una gran saga.


Una obra maestra de la ciencia ficción avalada por los premios Hugo y Nébula de 1986 y 1985 respectivamente. La acción transcurre en un futuro establecido en el año 2070, en el que la especie humana está seriamente amenazada por una raza extraterrestre, los insectores, y es precisamente esa lucha por la supervivencia la que nos planteará un viejo dilema: ¿dónde ponemos el límite? ¿Hay sitio para aplicar la moralidad propia del ser humano o estamos ante un caso en el que todo vale?

El libro nos llevará inmediatamente a plantearnos estas cuestiones cuando conozcamos qué fuerzas se van a enfrentar a los insectores, una decisión que está marcada por la lógica más aplastante: si se busca un soldado que tenga su creatividad al 100% qué mejor que un niño, y así conoceremos a Andrew Wiggin apodado por su propia hermana como Ender.

Ender, el tercer hermano en una sociedad que no permite y ve con malos ojos tener más de dos hijos. Ender, marcado por la compleja relación con sus dos hermanos, pilares igualmente de la obra. Ender, que demostrará día tras día su enorme capacidad de liderazgo y su absoluta genialidad enfrentándose a cada prueba impuesta en la Escuela de Batalla. Por si alguien no se ha dado cuenta, ésta es la historia de Ender en un libro cuyo final es tan imprevisible que te deja con la boca abierta.