18 mar. 2008

Diálogo

- No entiendo por qué estás molesta.
- No estoy molesta. Simplemente que ya no me hace gracia verte por aquí.
- ¿Por qué? ¿Acaso puedes decir que te trato mal? ¿Cuándo es la última vez que te has mirado en el espejo?
- Por la mañana
- ¿Y qué? ¿Puedes decir algo contra mí? ¿Qué señal he dejado en ti?
- Bueno... el tinte tapa canas que todavía no tendrían que estar ahí.
- Eso es genética. Echa la culpa a tu padre.
- Si todo es genética, ¿por qué me preguntas si has dejado alguna señal en mí? Al fin de cuentas, no es por intermediación tuya.
- Muy hábil, pero sigo insistiendo, ¿qué tienes en contra mía? Acaso no te he dado experiencia para que tomes tus propias decisiones? ¿Acaso no tienes espacio para moverte con autonomía?
- Lo pones como si fuera un camino de rosas... pero no me quejo, acepto los pros y los contras, es ley de vida.
- ¿Entonces me vas a aceptar?
- ¡Qué remedio! Nos espera un año por delante, y espero que le sigan muchos.
- Tuviste una buena celebración.
- Me tomo la vida con optimismo, así que si el Tiempo llama a tu puerta y te trae como regalo 27 años, habrá que celebrarlo.
- Espero que lleguemos a los 28 de la mejor manera posible
- Yo también... contra ti, la batalla está perdida.

5 mar. 2008

Sweeney Todd


Benjamin Barrer (Johnny Depp), un hombre encarcelado 15 años injustamente en el otro lado del mundo, escapa y vuelve a Londres con la promesa de vengarse, junto a su obsesiva y devota cómplice la Sra. Nellie Lovett (Helena Bonham Carter). Adoptando el disfraz de Sweeney Todd, Barker regresa a su antigua barbería encima del local de empanadas de carne de la Sra. Lovett, y fija sus miras en el juez Turpin (Alan Rickman) que, con la ayuda de su vil secuaz Beadle Bamford (Timothy Spall), le mandaron lejos con una acusación falsa y así poder robarle a su esposa, Lucy (Laura Michelle Kelly), y a su hija bebé. La Sra. Lovett le cuenta a Todd que su mujer se suicidó con veneno después de que el juez Turpin se aprovechara de ella. Pero cuando un barbero rival, el flamante italiano Pirelli (Sacha Baron Cohen), amenaza con descubrir la verdadera identidad de Sweeney, Todd le mata cortándole la garganta. Al no saber qué hacer con el cuerpo, la Sra. Lovett ve esta circunstancia como una potencial solución para su debilitado negocio — y sugiere usar la carne humana para el relleno de sus empanadas de carne…
www.estrenosdecine.net


Un par de segundos es el tiempo que necesitamos para darnos cuenta de que nos introducimos en el universo Burton: un Londres "podrido", oscuro, con lluvia aceitosa mezclada con gotas de sangre nos da la bienvenida y nos servirá como escenario para la última historia que nos cuenta Tim Burton quien esta vez adapta un musical del teatro contando con dos de sus pilares: el actor Johnny Depp y su esposa Helena Bonham Carter. Y cuando se dice musical se dice con todas las consecuencias. Burton se toma al pie de la letra el hecho de que está adaptando un musical por lo que la película tendrá como mucho unas tres líneas de texto dichas sin gorgoritos. Si usted, querido lector, se asemeja a Shrek y prohibe hasta tararear a todos los Asnos que hay a su alrededor no le recomiendo que vea esta película, pero si por el contrario está dispuesto a aguantar más de una canción se topará con otro gran producto de la imaginación de Burton aunque a años luz de "Pesadilla antes de Navidad" o "La novia cadáver".

Deep una vez más sorprendente en su papel. No sólo pasa con nota el hecho de cantar sino que este actor ya añade valor a la película con su mera presencia. Una actuación brillante que le valió una nominación a los últimos Oscars (por cierto, nuevo olvido para Burton) en la que consigue transmitir la desesperación que ahoga a su personaje y arrancarte una sonrisa en un momento determinado de la película. Y dándole la réplica una magnífica Helena Bonham Carte con un personaje que da mucho juego.
Magnífico igualmente el juego de cámaras, la escenificación, la luz... en fin, todos aquellos aspectos técnicos que arropan a la historia.

Un drama oscuro, siniestro y sangriento, sin embargo Burton nos introduce en él bajo un efecto calmante presentándonos unos personajes muy propios de él. Un director increíble con un estilo único reconocible por cualquier aficionado al cine. Sólo él puede contar historias tan oscuras y de esa manera.