14 ene. 2008

Reinventado la arquitectura

Nunca se sabe qué puede pasar cuando un arquitecto desata toda su fuerza creativa. Los resultados son imprevisibles e impresionantes, y en algunos casos, sin pies ni cabeza. La entrada de hoy está dedicada a aquellas casas que se salen absolutamente de la normalidad.

Cube Houses en Rotterdam, diseñadas por el arquitecto Piet Blom en 1984. Blom inclinó el cubo de una casa convencional 45 grados y le hizo descansar sobre una torre hexagonal. Actualmente es posible visitar una.






Broken Column House, creada por Nicolas Henri François Racine de Monville antes de la Revolución francesa. La construcción simula la ruina de una columna, aunque la simulación pasé a ser verdadera ya que se abandonó tanto la construcción como el jardín que la rodea, por lo que fue necesario que se iniciara un programa de restauración.


Bubble House, situada en Tourette sur Loup, cerca de Niza (Francia), fue diseñada por el arquitecto húngaro Antti Lovag. Está considerada monumento artístico. Actualmente es la residencia del diseñador Pierre Cardin.





Lo que empezó como un anuncio publicitario acabó siendo una casa. Un enorme zapato de 48 pies de largo y 25 pies de altura, con cinco niveles diferentes, dos baños, tres dormitorios, una cocina y sala de estar. Construida en 1948 y como no podía ser de otra manera, está en EE.UU.

2 comentarios:

  1. ¡hola Phobos! soy aparejador, como sabras bien llevamos la ejecución de las maravillosas ideas de los arquitectos. Pues bien, que sepas que excepto el edificio con forma de bota, no me gustaría llevar la dirección de ejecución de NINGUNA de los edificios que has mencionado. En este tipo de edificaciones, tienes al arquitecto encima, como si fueses a destrozar su proyecto...

    ResponderEliminar
  2. Buah, no me extraña lo que dices. En estos edificios, que son un puro lucimiento del arquitecto, se tienen que poner insoportables.... aunque algo me dices que tú le pondrías marcando el paso xD
    Gracias por escribir, nena!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.