30 dic. 2008

Puedes pegarme. Puedes tirarme al suelo, incluso escupirme y mearme. Pero, por favor, no me aburras

El año ha pasado prácticamente y sinceramente, ha tenido demasiados contrastes de luces y sombras para mi gusto pero en un aspecto tengo un buen sabor de boca, ha sido un año bien aprovechado en lo que a mi gran pasión se refiere: la literatura. Alcancé el reto de los 50 libros y estoy muy satisfecha con el resultado.

A estas alturas de la historia puedo proclamar amor verdadero por Cormac McCarthy y su infernal forma de escribir. Auster se ha colado en mi cama y es un delicioso compañero de noches en vela. George Martin me ha llevado en volandas por una historia apasionante con personajes que pasarán a la historia de la literatura fantástica. Desde mi ateísmo rezo todas las noches para que este hombre no se muera antes de acabar la saga de Canción de hielo y fuego.

Pusimos fin a una de las sagas con la que he crecido, la de Harry Potter. No pude evitar la lagrimita cuando cerré el libro, al igual que no pude evitar la compra de Los cuentos de Beedle el Bardo. Si es que soy una sentimental, ganaron mis deseos de volver a encontrarme con Dumbledore.

Acabé la que hasta el momento es para mí la mejor saga de la ciencia-ficción, aquella que comienza con El juego de Ender, de Orson Scott Card. Qué espectacular es el mensaje que encierra.

Reafirmé el dicho de que siempre es mejor el libro que la película con Soy leyenda, para contradecirme acto seguido con ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Flaco favor le hizo al libro el hecho de que Blade Runner sea mi película favorita.

Me perdí por los caminos de la fantasía. A mis manos llegaron dos grandes sagas: las Crónicas de Belgarath e Historias de Terramar, aunque ésta última todavía no la he finalizado. He conocido a Terry Pratchett y nuestra relación va para largo.

En fin, ha sido un año de contrates donde grandes clásicos encabezados por Shakespeare se han dado la mano con el humor de Un trabajo muy sucio de Christopher Moore. Me he metamorfoseado en cucaracha y he sido testigo de la herejía de Horus. Me he rodeado de tinieblas con Lovecraft y he sentido la más profunda decepción con Carlos Ruiz Zafón y La sombra del viento.

¿Se puede pedir más? Sí, otro año y otros 50 libros.


12 dic. 2008

Todo empezó por un número equivocado.

Puede que un día sientas una necesidad imperiosa de leer una novela detectivesca y por ello dirijas tus pasos a esa zona de la librería que está dedicado a ello. Puede que como a mí y en una afortunada casualidad veas cómo destaca una novela amarilla, con un hombre de espaldas vestido con gabardina y sombrero y el perfil de Nueva York en la portada. Fijas los ojos en el nombre del escritor, Paul Auster, y puede que todavía no lo sepas pero acabas de golpear las puertas del cielo.

Ponte cómodo. Deja que Auster te envuelva, que te susurre con su espectacular forma de escribir. Te llevará de viaje, te presentará personajes que hasta ahora no has podido imaginar, sentirás la obsesión y la claustrofobia y cuando comiences a marearte, Nueva York te situará en el mapa.
Y todo empieza con una llamada de teléfono equivocada.


1 dic. 2008

El experimento de la cárcel de Stanford

Una de las preguntas que me hago es hasta dónde llega el ser humano en situaciones límites. ¿Y cuándo entra por medio el poder de unos pocos? Con el experimento de la cárcel de Stanford podemos hacernos una pequeña idea.

El experimento tenía como finalidad realizar un estudio psicológico sobre la respuesta a la cautividad de los presos. Para ello se puso un anuncio en los periódicos seleccionando a 24 de todos los que contestaron, aquellos que parecían más estables y sanos. El perfil era común: blanco, universitario y de clase media.

Lanzando una moneda se les dividió en dos grupos: los prisioneros y los guardias, por lo que no había ningún factor que les hiciera estar en un grupo o en otro aunque los prisioneros afirmaron que se eligieron a los más robustos para ser guardias. Acto seguido se pasó a establecer la “prisión” en los sótanos del departamento de psicología de Stanford.

A continuación se repartió la vestimenta: Los guardias llevarían uniforme caqui de inspiración militar, porra y gafas de espejo que impedían el contacto visual. Eran los únicos que tenían horas libres que podían aprovechar para irse a casa aunque muchos se prestaron a cubrir horas extras sin paga adicional. Los prisioneros vestirían batas sin ropa interior y sandalias con tacón de goma que les provocaba una situación física incómoda junto a la cadena que iba unida a sus tobillos. No se les llamaría por sus nombres sino por el número cosido a su uniforme.

Los guardias recibieron una única instrucción: no podían ejercer violencia física, dándoles la libertad de dirigir la prisión como vieran mejor. Los prisioneros fueron enviados a sus casas indicándoles que ya se les llamaría. Tiempo después fueron detenidos por sorpresa bajo la acusación de robo a mano armada por policías de verdad iniciándose el procedimiento de detención habitual e ingresando en la “prisión” preparada.

El experimento no duró más de una semana. Los prisioneros sufrieron un tratamiento sádico y humillante desarrollando rápidamente graves trastornos emocionales. Se abandonó la higiene, ir al baño pasó a ser un privilegio que podía ser negado. Se obligó a los prisioneros a limpiar retretes con las manos desnudas, a dormir en el suelo, la comida igualmente estaba restringida y también se les obligó a ir desnudos y a llevar a cabo actos homosexuales como humillación.

Pero lo más curioso del asunto es que llegó un momento en que se ofreció la “libertad condicional” a cambio de toda la paga. Cuando esta “libertad condicional” fue denegada a ningún prisionero se le pasó por la cabeza abandonar el experimento, incluso cuando dos de ellos fueron sustituidos por el trauma tan fuerte que sufrían.

Y el plato fuerte: de más de las 50 personas externas que siguieron el experimento sólo una, Christina Maslach, cuestionó su moralidad. Para más info, con fotos incluidas: http://www.prisonexp.org/spanish/indexs.htm

12 may. 2008

El misterio de Death Valley

Dentro de California (USA) se encuentra el Parque Nacional Death Valley, un lugar donde ocurre uno de los fenómenos físicos sin explicación más curioso del mundo. En un lago con la superficie resquebrajada por lo seco que está unas rocas de considerable tamaño se desplazan dejando las huellas propias sobre su superficie.
Empezando con que ya es un misterio el qué hacen unas piedras ahí ellas solas, el movimiento trae de cabeza a todo aquel que le busca una explicación. El lecho es casi perfectamente plano por lo que no invita a que una piedra pesada pueda moverse fácilmente. La hipótesis más sólida es que la causa de este fenómeno sea una combinación de lluvias fuertes, una superficie resbaladiza y fuertes vientos.

Para alimentar más el misterio hay que añadir que hasta hoy nadie ha visto el desplazamiento de las piedras.


5 may. 2008

¿Dónde está el truco?

Absolutamente espectacular la que montaron estos magos en el plató de "Tienes talento" versión norteamericana. Cuantas más veces lo veo, más me asombra.

9 abr. 2008

Saw: El cortometraje

En el 2004 llegó al cine la primera de lo que al final está resultando ser una de las sagas más carismática del cine de terror actual: Saw. Esta historia dirigida por James Wan y escrita por él mismo junto a Leigh Whannell nos introducía en una trama donde el suspense y el gore se daban la mano y en la que se transforma en un juego macabro la respuesta de ¿hasta dónde llegarías por salvar tu vida?
Dudo de que haya alguien mínimamente aficionado al cine que no haya oído hablar de Saw, lo que es menos conocido es la existencia de un corto en el que James Wan ya jugueteaba con la idea. Espero que lo disfrutéis. Saw en estado puro.

5 abr. 2008

Meridiano de sangre

(...)La columna se había detenido y los primeros disparos comenzaron a sonar. El humo gris de los rifles se confundía con el polvo que levantaban los lanceros al hacer brecha en sus filas. El chaval notó que su caballo se desinflaba bajo sus piernas con un suspiro neumático. Había disparado ya su rifle y estaba sentado en el suelo trajinando con la cartuchera. Cerca de él un hombre tenia una flecha clavada en el cuello y estaba ligeramente encorvado como si rezara. El chaval habría tratado de estirar la punta de hierro ensangrentada pero entonces vio que el hombre tenía otra flecha clavada hasta las plumas en el pecho y estaba muerto. Por todas partes había caballos caídos y hombres gateando y vio a uno que estaba sentado cargando su rifle mientras la sangre le chorreaba de las orejas y vio hombres con sus revólveres desensamblados tratando de encajar los barriletes cargados que llevaban de repuesto y vio hombres de rodillas bascular hacia el suelo para trabarse con su propia sombra y vio cómo a algunos los lanceaban y los agarraban del pelo y les cortaban la cabellera ahí mismo (...)

Si Dante nos llevó a un Infierno terrorífico de condenas eternas McCarthy nos sumerge en uno aún más terrible al que viste de realidad. Con el desierto que no da tregua a la supervivencia como escenario nos adentraremos en una historia donde el concepto de vida ha perdido todo sentido y el asesinato lo inunda todo.

Un grupo de desheredados del mundo decide enfrentarse en una guerra sucia contra el pueblo indio norteamericano contratados por los colonos que deciden someter a esas tierras. Sin embargo esos hombres ,salvadores en un principio, se convertirán en los Jinetes del Apocalipsis sembrando la destrucción a su paso asesinando también a aquellos que los contrataron.Una espiral de violencia cuyo vórtice es “El juez” un psicópata de los que hacen historia en la literatura o en el cine.

Espectacular obra de un genio vivo como es McCarthy, aunque el lector debe saber donde se mete. La forma de narrar de este autor es, por decirlo de forma suave, muy peculiar y no apta para todo tipo de público. Sin embargo, merece mucho la pena el esfuerzo.

18 mar. 2008

Diálogo

- No entiendo por qué estás molesta.
- No estoy molesta. Simplemente que ya no me hace gracia verte por aquí.
- ¿Por qué? ¿Acaso puedes decir que te trato mal? ¿Cuándo es la última vez que te has mirado en el espejo?
- Por la mañana
- ¿Y qué? ¿Puedes decir algo contra mí? ¿Qué señal he dejado en ti?
- Bueno... el tinte tapa canas que todavía no tendrían que estar ahí.
- Eso es genética. Echa la culpa a tu padre.
- Si todo es genética, ¿por qué me preguntas si has dejado alguna señal en mí? Al fin de cuentas, no es por intermediación tuya.
- Muy hábil, pero sigo insistiendo, ¿qué tienes en contra mía? Acaso no te he dado experiencia para que tomes tus propias decisiones? ¿Acaso no tienes espacio para moverte con autonomía?
- Lo pones como si fuera un camino de rosas... pero no me quejo, acepto los pros y los contras, es ley de vida.
- ¿Entonces me vas a aceptar?
- ¡Qué remedio! Nos espera un año por delante, y espero que le sigan muchos.
- Tuviste una buena celebración.
- Me tomo la vida con optimismo, así que si el Tiempo llama a tu puerta y te trae como regalo 27 años, habrá que celebrarlo.
- Espero que lleguemos a los 28 de la mejor manera posible
- Yo también... contra ti, la batalla está perdida.

5 mar. 2008

Sweeney Todd


Benjamin Barrer (Johnny Depp), un hombre encarcelado 15 años injustamente en el otro lado del mundo, escapa y vuelve a Londres con la promesa de vengarse, junto a su obsesiva y devota cómplice la Sra. Nellie Lovett (Helena Bonham Carter). Adoptando el disfraz de Sweeney Todd, Barker regresa a su antigua barbería encima del local de empanadas de carne de la Sra. Lovett, y fija sus miras en el juez Turpin (Alan Rickman) que, con la ayuda de su vil secuaz Beadle Bamford (Timothy Spall), le mandaron lejos con una acusación falsa y así poder robarle a su esposa, Lucy (Laura Michelle Kelly), y a su hija bebé. La Sra. Lovett le cuenta a Todd que su mujer se suicidó con veneno después de que el juez Turpin se aprovechara de ella. Pero cuando un barbero rival, el flamante italiano Pirelli (Sacha Baron Cohen), amenaza con descubrir la verdadera identidad de Sweeney, Todd le mata cortándole la garganta. Al no saber qué hacer con el cuerpo, la Sra. Lovett ve esta circunstancia como una potencial solución para su debilitado negocio — y sugiere usar la carne humana para el relleno de sus empanadas de carne…
www.estrenosdecine.net


Un par de segundos es el tiempo que necesitamos para darnos cuenta de que nos introducimos en el universo Burton: un Londres "podrido", oscuro, con lluvia aceitosa mezclada con gotas de sangre nos da la bienvenida y nos servirá como escenario para la última historia que nos cuenta Tim Burton quien esta vez adapta un musical del teatro contando con dos de sus pilares: el actor Johnny Depp y su esposa Helena Bonham Carter. Y cuando se dice musical se dice con todas las consecuencias. Burton se toma al pie de la letra el hecho de que está adaptando un musical por lo que la película tendrá como mucho unas tres líneas de texto dichas sin gorgoritos. Si usted, querido lector, se asemeja a Shrek y prohibe hasta tararear a todos los Asnos que hay a su alrededor no le recomiendo que vea esta película, pero si por el contrario está dispuesto a aguantar más de una canción se topará con otro gran producto de la imaginación de Burton aunque a años luz de "Pesadilla antes de Navidad" o "La novia cadáver".

Deep una vez más sorprendente en su papel. No sólo pasa con nota el hecho de cantar sino que este actor ya añade valor a la película con su mera presencia. Una actuación brillante que le valió una nominación a los últimos Oscars (por cierto, nuevo olvido para Burton) en la que consigue transmitir la desesperación que ahoga a su personaje y arrancarte una sonrisa en un momento determinado de la película. Y dándole la réplica una magnífica Helena Bonham Carte con un personaje que da mucho juego.
Magnífico igualmente el juego de cámaras, la escenificación, la luz... en fin, todos aquellos aspectos técnicos que arropan a la historia.

Un drama oscuro, siniestro y sangriento, sin embargo Burton nos introduce en él bajo un efecto calmante presentándonos unos personajes muy propios de él. Un director increíble con un estilo único reconocible por cualquier aficionado al cine. Sólo él puede contar historias tan oscuras y de esa manera.


28 feb. 2008

No es país para viejos


La historia empieza cuando Llewelyn Moss (Josh Brolin) encuentra una camioneta rodeada por varios hombres muertos. En la parte trasera hay un cargamento de heroína y dos millones de dólares. Cuando Moss coge el dinero, provoca una reacción en cadena de violencia, que la ley, representada por el desilusionado sheriff Bell (Tommy Lee Jones), no consigue detener. Mientras Moss intenta huir de sus perseguidores, especialmente del misterioso cerebro de la operación ( Javier Bardem) que se juega las vidas de otros a cara o cruz, la película pone al descubierto la delincuencia en Estados Unidos y amplía su significado hasta incluir temas tan antiguos como la Biblia y tan contemporáneos y sangrientos como los titulares de esta mañana.
http://www.elseptimoarte.net/


Ocho nominaciones a los Oscar que se convirtieron en cuatro estatuillas doradas: película, director, guión adaptado y actor de reparto para el grande (y esto va en más de un sentido) Javier Bardem.
“No country for old men” es un trabajo bien hecho desde el principio. Para empezar, adaptar al brillante novelista Cormac McCarthy (premio Pulitzer 2007 por “La carretera”) es el primer signo de que la película va a pasar a la historia. McCarthy es uno de los grandes escritores contemporáneos, creador de unas novelas demodeloras marcadas por un estilo muy personal que recomiendo sin ningún género de duda. Por lo tanto, partimos de una gran historia y necesitamos a alguien que esté a la altura para contarla como se lo merece. No había mejor opción que los Coen. La película es un manual desde que empieza hasta que acaba de cómo hacer buen cine, se derrocha talento por los cuatro costados con un montaje y unos planos de cámara magníficos, donde todo está medido consiguiendo que hasta el desierto cuente la historia. Y por último el grupo de actores: Bardem en uno de los papeles más impresionante de los últimos años. Esa cara enorme enmarcada por un corte de pelo espantoso muestra unos ojos impresionantes y aterradores, los que tiene que tener un psicópata que elige la muerte de sus víctimas utilizando una moneda. Y el derrotismo de Tommy Lee Jones, demasiado viejo como para enfrentarse a una oleada de violencia que no parece tener fin y que le supera, porque al fin y al cabo, éste no es país para viejos.




18 feb. 2008

Reir es sano

Tricicle se ha propuesto desde sus comienzos curarnos todos los males a base de humor y carcajadas, así que definitivamente los geniales cómicos se visten con la bata blanca para traernos una obra basada en Garrick, un actor inglés del siglo XVIII considerado como el primer risoterapeúta, y como no podía ser de otra manera, consiguen hacerte reir hasta la carcajada.
Así que en un escenario espartano se las ingenian para analizar el humor, desglosando desde el tipo de humor propiamente dicho (inteligente, payaso...) hasta el tipo de risa (muy grande). Una sucesión de humor inteligente que se mezcla con el gestual del mimo, con la canción y con la imagen proyectada.
Tan recomendable como cualquiera de sus trabajos.



David Garrick fue un reconocido actor inglés del siglo XVIII. Estaba tan extraordinariamente dotado para la comedia, que los médicos recomendaban sus actuaciones como una especie de "remedio mágico", capaz de sanar cualquier pena del alma. En términos contemporáneos, podríamos decir que Garrick, sin saberlo, fue el primer risoterapeúta de la historia. Hoy, en pleno siglo XXI, cuando conocemos científicamente que los niños ríen unas trescientas veces al día y los adultos tan sólo unas quince, nos proclamamos sus humildes seguidores y le ofrecemos este espectáculo-homenaje que sólo busca (¿sólo?) conseguir que el público olvide sus problemas, rompa sus máscaras y se lance a reír con esos cuatrocientos músculos que dicen que tienen que ponerse en marcha para morirse de risa.

27 ene. 2008

Jugando con las palabras: pangrama

A medio camino entre la gramática y un juego de ingenio se sitúan los pangramas, una frase que usa todas las letras del alfabeto de un idioma concreto. La complicación, y por qué no decirlo, la espectacularidad, está en conseguir hacerlo repitiendo las letras lo menos posible, y como todo juego también ha dado ejemplos muy cómicos.
Este acto de ingenio podría haber pasado sin pena ni gloria si no fuera porque se les ha sacado partido y de mano de Microsoft. Más de uno hemos leído el pangrama:

"El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi. La cigüeña tocaba el saxofón detrás del palenque de paja".

Con el que se muestra las fuentes para el sistema operativo Windows. Otros ejemplos en español y que nos proporciona la Wikipedia:

Quiere la boca exhausta vid, kiwi, piña y fugaz jamón. (42 letras)
Fabio me exige, sin tapujos, que añada cerveza al whisky. (45 letras)
Jovencillo emponzoñado de whisky, ¡qué figurota exhibes! (47 letras)
David exige plazo fijo embarque truchas y niños New York (47 letras)
La cigüeña tocaba cada vez mejor el saxofón y el búho pedía kiwi y queso. (58 letras)
El jefe buscó el éxtasis en un imprevisto baño de whisky y gozó como un duque (62 letras)
Exhíbanse politiquillos zafios, con orejas kilométricas y uñas de gavilán. (63 letras)
El cadáver de Wamba, rey godo de España, fue exhumado y trasladado en una caja de zinc que pesó un kilo (81 letras)
El pingüino Wenceslao hizo kilómetros bajo exhaustiva lluvia y frío, añoraba a su querido cachorro.(83 letras)
El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi. La cigüeña tocaba el saxofón detrás del palenque de paja. (92 letras)

21 ene. 2008

Fahrenheit 451


Felicidad, ¿dónde te escondes? Estamos demasiado cansados ya de jugar contigo al escondite. ¿Por qué insistes en ser tan esquiva? ¿No ves los caminos que llegamos a tomar por tu estúpido juego? Hay quien te busca hablando con una “familia” encerrada en televisores que ocupan toda una pared. Hay quien afirma que en realidad te encuentras en la igualdad más extrema, y por ello no duda en quemar aquello que provoca que nos diferenciemos, esos objetos malditos que encierran ideas, muchas veces contradictorias, a las que llamamos libros. Otros simplemente te persiguen en un bólido a toda velocidad por las calles. Lo más raros, los antisociales, no te buscan, preguntan.
Y aquí seguimos buscando, 55 años después de que Bradbury publicara una profética novela de aquellas que hay que leer y recapacitar antes de que sea demasiado tarde. Antes de que un informe PISA pase a decirnos que la juventud española no entiende absolutamente nada de lo que lee y se abandonen definitivamente los libros. Antes de que alguien decida que sólo traen amargura y que merecen desaparecer bajo el fuego de un bombero.
Esta edición de Minotauro incluye además dos cuentos: “El parque de juegos” y “Y la roca gritó”, hermanos pequeños de la gran novela, pero que te dejan con la misma sensación de inquietud en la boca del estómago.

14 ene. 2008

Reinventado la arquitectura

Nunca se sabe qué puede pasar cuando un arquitecto desata toda su fuerza creativa. Los resultados son imprevisibles e impresionantes, y en algunos casos, sin pies ni cabeza. La entrada de hoy está dedicada a aquellas casas que se salen absolutamente de la normalidad.

Cube Houses en Rotterdam, diseñadas por el arquitecto Piet Blom en 1984. Blom inclinó el cubo de una casa convencional 45 grados y le hizo descansar sobre una torre hexagonal. Actualmente es posible visitar una.






Broken Column House, creada por Nicolas Henri François Racine de Monville antes de la Revolución francesa. La construcción simula la ruina de una columna, aunque la simulación pasé a ser verdadera ya que se abandonó tanto la construcción como el jardín que la rodea, por lo que fue necesario que se iniciara un programa de restauración.


Bubble House, situada en Tourette sur Loup, cerca de Niza (Francia), fue diseñada por el arquitecto húngaro Antti Lovag. Está considerada monumento artístico. Actualmente es la residencia del diseñador Pierre Cardin.





Lo que empezó como un anuncio publicitario acabó siendo una casa. Un enorme zapato de 48 pies de largo y 25 pies de altura, con cinco niveles diferentes, dos baños, tres dormitorios, una cocina y sala de estar. Construida en 1948 y como no podía ser de otra manera, está en EE.UU.

12 ene. 2008

All your base are belong to us

Mera anécdota curiosa del mundo de los videojuegos:

En 1989 Taoplan, una empresa japonesa, lanza al mercado el videojuego Zero Wing, el cual llega a Europa en 1992 para la consola Sega Megadrive. La mala traducción del japonés al inglés dió un famoso ejemplo del llamado Engrish cuando en un momento concreto del juego, se grita en un perfecto japonés:

連邦政府軍のご協力により、 君達の基地は、全てCATSがいただい

Diálogo que un traductor avispado pasó por:

All your base are belong to us

Que en la lengua de Cervantes vendría a ser

«Toda su base son nos pertenece»

Toma patada en la boca a la pobre gramática.
Este hecho podría haber pasado desapercibido sino hubiera sido porque la traducción ha pasado a ser un fenómeno cultural bien representado por el merchandising y por los numerosos montajes que han hecho que la frase esté en los lugares más inverosímiles.

P.D: Mención especial a esta tira de Calvin and hobbes

9 ene. 2008

Premio Nadal


El premio literario más madrugador del año es el Nadal y fiel a su cita ha premiado a Lo que sé de los vampiros de Francisco Casavella. Esta novela nos trasladará al siglo XVIII donde conoceremos al joven aristócrata Martín de Viloalle y la decisión que marcará para siempre su vida: acompañar a los jesuitas expulsados de España en 1767 bajo la orden de Carlos III en su viaje por Roma, los estados alemanes, Dinamarca y París. Mientras tanto, formará parte de una sociedad filosófica, artística y estafadora a partes iguales, encargada de entretener a la clase aristocrática.
Francisco Casavella no es nuevo en el oficio. De este barcelonés han salido novelas como El triunfo y Un enano español se suicida en Las Vegas, sin olvidar su faceta como guionista para las películas Antártida y Susana.

La obra que ha quedado como finalista ha sido El club de la memoria de Eva Díaz. Novela que se centra en el descubrimiento de una historiadora: el diario de uno de los componentes del “Club de la Memoria”, un grupo de jóvenes dedicados a educar al pueblo español durante la II República

7 ene. 2008

Grandes fragmentos I

¿Tan difícil es comprenderlo? Oh, sí, mucho me temo que sea difícil, y prueba de ello es que ni siquiera el propio Bonaparte, en su genialidad, ha sabido comprender. El dos de mayo, en Madrid, ustedes abrieron un foso entre ambos pueblos; un foso de sangre en el que se hundieron las esperanzas de muchas gentes como yo. Me han contado que, cuando Bonaparte recibió el informe de Murat sobre aquella horrible jornada, comentó: "Bah, ya se calmarán...". Y ése es el error, mis jóvenes amigos. No, no se calmarán nunca. Ustedes, los franceses, han redactado para España una excelente Constitución, que hasta hace poco hubiera sido la materialización perfecta de antiguas aspiraciones de muchos como yo. Pero también han violado a mujeres españolas, han fusilado sacerdotes... Hieren, con sus actos y su presencia, justo en lo más vivo de este pueblo estúpido, testarudo y, a la par, entrañable. Ya sólo queda la guerra, y esa guerra se hace en nombre de un imbécil medio tarado que se llama Fernando, pero que, por una u otra razón, se ha convertido en símbolo de resistencia. Es una tragedia.

"El húsar" 1983. 2004. Arturo Pérez-Reverte. Editorial Alfaguara
.

3 ene. 2008

Kindle

Un mes ha tardado en agotarse en Amazon el último juguete tecnológico que ha llegado al mercado y al que describen como el iPod de los libros: Kindle, un dispositivo con un tamaño de 19 x 13 x 1,7 cm y un peso de 300 gramos que permite leer libros en él, tanto los que se tenga almacenados en su propia memoria (tiene una capacidad para unos 200 libros) como para aquellos a los que se pueda acceder a través de Internet. El precio del último invento es de 280 € y evidentemente habrá que pagar por lo que te bajes de Amazon 7 € (aunque ya nos podemos imaginar lo que pasará si esto se comercializa a gran escala, ¿verdad?)

Posturas para todos los gustos, incluidos los que no saben qué postura tomar, entre los que me incluyo. Por un lado y si realmente se cumplen las expectativas estoy completamente a favor del nuevo invento. Es como tener un pase VIP para una biblioteca enorme en un espacio mínimo con un precio bastante inferior al que cuenta el libro en papel. Pero si este dispositivo triunfa ¿estaremos ante el final del libro físico y de la muerte de esa profesión que no levanta cabeza que es la de los libreros? ¿el libro pasará a ser un objeto de coleccionista, y como tal, subirá su precio? ¿Realmente va a triunfar este chisme? Y, lo que también es muy importante, ¿lo sacará Apple? xD

Reconozco que tengo mucho de coleccionista y es un ritual para mí el coger un libro y ponerme a leer, pero desde luego es una solución a los problemas de espacio. A ver si llega aquí, y lo que es más importante, bajo qué condiciones llega, y entonces, decidiremos.