18 dic. 2007

Silencio. Escucha

Quien más quien menos, todos tenemos en la cabeza qué es una holografía. Nos suena el concepto. Bien, pues la holografía es a la imagen lo que la holofonía al sonido, y es tan espectacular como la primera.

La técnica que se utiliza es bastante laboriosa. Para conseguir que el cerebro adivine la posición de la fuente de sonido se independizan las secuencias que cada oído captaría a través de una cabeza de dummy con dos micrófonos omnidireccionales que se sitúan a la altura de cada oreja de un sujeto. Luego, cada grabación independiente se une con un algoritmo llamado Cetera (que nadie me pida que lo explique) y se emite por un único canal. ¿Complejo, verdad? Pues se supone que es lo que hace nuestro cerebro al procesar el sonido.
¿Y cuál es el resultado exactamente? Tenemos un ejemplo sin ir más lejos en el Youtube. Para sentirlo, es necesario que utilicéis unos auriculares y os concentréis en lo que escucháis. Tampoco estaría mal cerrar los ojos.


5 comentarios:

  1. ¿Os ha gustado? ¿Os habéis sentido como si estuviérais realmente en una peluquería?

    ResponderEliminar
  2. Algo increible, qué escalofrío me ha venido cuando el tío se ha puesto a susurrarme al oído, le habría dado un guantazo xD
    La familia ha flipado en casa.
    Muy bueno si señor.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me puso los pelos de punta el susurro xD

    Gracias por el comentario, never surrender

    ResponderEliminar
  4. Realmente sorprendente, parece que estás en la barbería, me encanta cómo va cambiando de... "lado" el sonido, y cuando te habla "al oído" me encanta, xD!

    Una gran entrada Aroa, espero más como ésta.

    Un saludazo wapa!!!

    ResponderEliminar
  5. Me alegro de que te guste, Luis!
    Muchas gracias por tu visita ^^

    Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.